Pavilion HDX9130, ¿un portátil?

Pavilion HDX9130, ¿un portátil?
22 de abril, 2008
Un verdadero sustituto para nuestro PC de sobremesa, dotado de una excelente ergonomía, una potente configuración y una estética que no nos dejará indiferentes.
En muchas ocasiones HP nos sorprende al presentar conceptos innovadores y algo diferentes, incluso podríamos decir que atrevidos. El Pavilion HDX9130 es un claro ejemplo de ello, pues nos encontramos ante un equipo a caballo entre un portable y un PC compacto de sobremesa. En todo caso, como veremos más adelante, resulta ideal para sustituir a nuestro viejo equipo de sobremesa, fundamentalmente gracias a su gigantesca pantalla de 20,1 pulgadas y unas dimensiones impresionantes que lo hacen romper con los tópicos de lo podrían ser esta clase de equipos. Ahí están sus más de 7 kilos de peso, culpables de que sea inviable tenerlo como portátil que pretendamos transportar, no ya en nuestro día a día, sino incluso dentro de nuestra propia casa para, por ejemplo, navegar por Internet desde el salón o la terraza.
Por ello, lo vemos más apto para despachos representativos y como ordenador residencial de estética moderna, elegante e impactante que, en caso preciso, puede ser cómodamente plegado. De cualquier manera, sus dimensiones y llamativo color negro-azul oscuro perlado y metalizado hace que sacarlo de la caja sea toda una experiencia digan de experimentar.
Potente configuración
En lo que respecta a la configuración, aunque no esta en el escalón más alto, al menos permite situarlo en un punto medio de prestaciones frente a otros competidores, como demuestran las pruebas que hemos realizado. El sistema cuenta con dos unidades de disco, de 160 Gbytes cada una, gracias a las que podremos repartir nuestros datos o, mejor aún, organizar algún sistema de copia de seguridad personal. También es interesante la tarjeta gráfica integrada, apta para juegos no demasiado exigentes, películas HD y otras aplicaciones de vídeo avanzadas, o la sintonizadora de TV digital, gracias a la que puede incluso convertirse en todo un centro de entretenimiento. Incluso contamos con un conector HDMI para conectarlo a un televisor de alta definición, así como un mando a distancia con el que controlar la ya conocida interfaz Media Center de Windows Vista. Este mando cuenta con un habitáculo situado en la parte izquierda del teclado, donde dejarlo en reposo y tenerlo siempre a mano.
Entrando en el apartado de las pruebas y sensaciones que transmite, nos ha sorprendido bastante la contenida temperatura media que alcanza la carcasa del equipo a pleno funcionamiento, siendo el valor más alto 43º en la zona inferior próxima al procesador según el termómetro láser de nuestro Laboratorio, pero no superándose los 39º en la parte superior en ninguna zona, incluso tras varias horas de intensivas pruebas. Algo a tener en cuenta para poder trabajar con él largas horas sin que el teclado se convierta en una verdadera sauna, como ocurre con otros modelos.
Otro punto muy favorable es la buena luminosidad y calidad de la enorme pantalla, aunque como todos los modelos de cierto tamaño, se aprecien algunas zonas de menor iluminación en los laterales. Este elemento, además, tiene la peculiaridad de contar con una pena totalmente regulable en inclinación vertical de la pantalla. Así, podemos plegarla totalmente, como en un portátil convencional, o abrirla y colocarla en el ángulo más cómodo para nuestra vista. De esta forma, se pueden evitar muchos reflejos y molestias de visión que encontramos, incluso, en pantallas de sobremesa convencionales.
Nuestras impresiones
Respecto a la calidad general del equipo, los materiales, tacto de la carcasa y la cuidada colocación de los elementos hacen que sea un ordenador cómodo para trabajar, jugar y ver la TV durante horas. Quizá, puestos a sacarle algún “pero”, nos gustaría contar con más superficie para apoyar las muñecas y así teclear con mayor comodidad, pues el teclado se ha colocado en una posición intermedia. Resulta curioso teniendo en cuenta la superficie total disponible, pero así es.
Por último, hay que resaltar la gran cantidad de software integrado por HP, que hacen que esta máquina este prácticamente lista para comenzar a funcionar nada más sacarla de la caja. Lástima que el precio sea elevado, aunque no podemos olvidar que es un producto exclusivo, y como tal se paga.

Resultados de las pruebas:

  • Share This