MacBook, el benjamín de Apple

MacBook, el benjamín de Apple
El MacBook analizado es de color blanco y su procesador Intel Core 2 Duo trabaja a una frecuencia de reloj de 2,4 GHz. Además, cuenta con 2 Gbytes de RAM y disco duro de 160 gigas a 5.400 rpm. Se vende por 1.149 euros, pero debemos mencionar que el modelo de entrada tiene una velocidad de micro de 2,1 GHz, sólo cuenta con 1 Gbyte de RAM y su disco duro es de 120 Gigabytes a 5.400 rpm, si bien su precio desciende a 949 euros. Mencionar que hay un MacBook en negro igual que el que hemos probado pero con un disco duro de 250 Gigabytes y un precio de 1.349 euros.

Los nuevos MacBook están gobernados por los procesadores Intel Core 2 Duo a 2,1 GHz o 2,4 GHz (dependiendo del modelo), que cuentan con 3 Mbytes de caché L2 compartida entre los dos núcleos del procesador. Comentamos esto porque anteriormente la caché era de 4 Mbytes, pero ahora los chips Penryn trabajan de manera más eficiente incluso con una caché menor.



Todos los MacBook soportan hasta 4 gigas de RAM y Apple recomienda instalar la RAM en dos pares iguales dentro de los dos slots disponibles para ello. Por eso, el modelo de entrada va con dos módulos de 512 Mbytes, mientras que el blanco analizado y el negro mencionado incluyen dos módulos de 1 Gbyte cada uno. El mayor problema es que si cambias la RAM después de haber adquirido el portátil, te “comerás” los dos módulos, aunque si lo encargas con 4 Gbytes desde el principio el precio a pagar será 160 euros más, que es dinero, pero es una opción que recomendamos plantearse porque se notará bastante en la “soltura” del equipo.

La pantalla de 13,3 pulgadas con resolución de 1.280 x 800 píxeles está gobernada por un procesador gráfico Intel GMA X31000 con 144 Mbytes de SDRAM DDR2 compartida con la memoria principal (éste es uno de sus puntos débiles). Si lo queremos conectar con un monitor externo necesitamos un adaptador de vídeo (mini-DVI a DVI o mini-DVI a VGA) que Apple vende por separado por 19 euros. Algunas unidades de los nuevos MacBook han tenido problemas en la representación en pantalla con unos pequeños puntos grises que provocaban un desagradable efecto imágenes borrosas. Apple se hace cargo de estos fallos y te cambia el equipo, si bien parece que las últimas unidades salidas de sus fábricas han corregido el error.

El teclado de siempre

Como en anteriores versiones del MacBook, el teclado cuenta con las teclas de control (brillo, altavoces, expulsión del DVD, Exposé, etc.) en la fila de arriba. Personalmente, me encanta el tacto del teclado del MacBook y la superficie que dispone para resposar las muñecas. Lo peor de todo es su touchpad, y no es porque no cumpla su cometido como en anteriores versiones, es porque frente a la familia Pro o el MacBook Air no es multitouch. Entendemos que el teclado no sea retroiluminado porque eso puede encarecer el producto, pero no incluir la funcionalidad de teclado multitouch cuando se sabe que es una cuestión software, no nos parece de recibo. Eso sí, la nueva generación de MacBook que ya está “en capilla”, vamos, a puntito de salir, parece que solventará este “olvido” de Apple con su touchpad.

Conectividad y autonomía, ¿qué más quieres?

Otras características interesantes de este MacBook son su conexión WiFi 802.11n, la unidad SuperDrive a 8x de carga por ranura, los dos puertos USB 2.0, el puerto FireWire 400 (carece de FireWire 800), la entrada Ethernet Gigabit (conector RJ-45), así como la cámara iSight integrada justo en la parte de arriba de la pantalla. 



Aunque Apple habla de una autonomía de 4,5 horas, nosotros nunca superamos en nuestras pruebas más de 2,8 horas, cifra muy respetable para este equipo de 2,27 kilos de peso. También es interesante mencionar el conector MagSafe del adaptador de corriente de 60 vatios con sistema de recogida de cable. MagSafe nació con los modelos MacBook Pro presentados en la MacWorld Expo de San Francisco en 2006, y es todo un seguro de vida para nuestro equipo en caso de que alguien tropiece con el cable, que en condiciones normales arrastraría al portátil, pero con MagSafe no sucede.

Conclusiones

Pese a los problemas experimentados por algunos usuarios con puntos grises en sus pantallas y el ruido del ventilador en contadas unidades, así como el “olvido” de no incluir un touchpad multitouch y que la tarjeta gráfica sea bastante escasa para aplicaciones como los juegos, este MacBook blanco de 2,4 GHz nos parece el mejor equipo precio/prestaciones de Apple. Esperemos que la gente de Steve Jobs logre mejorarlo en su próxima actualización… y que no suban el precio.

  • Share This