Ratón con forma de pistola

No es difícil encontrar estudios que indican que los ratones de nuestros equipos informáticos no son lo más adecuado para nuestras manos, sobre todo si hablamos de personas que se pasan muchas horas trabajando con el ordenador. Por este motivo, Sistemas Ibertrónica se ha traído para España el último periférico de Zalman, un dispositivo a medio camino entre el ratón y el joystick clásico. 

El ratón FG1000 es un extravagante y ergonómico periférico que tiene ubicado el sensor en su parte delantera, lo que aumenta su campo de acción con respecto a los ratones de toda la vida. Su control se realiza a través del mango que emula la montura y el gatillo de una pistola. En él encontramos cinco botones programables y una rueda-sensor que cambia de color dependiendo de la función que esté desempeñando el FG1000. Cada una señalará los puntos por pulgada que alcanza el periférico; así, entre los 100 y los 2.000 ppp este ratón adaptará las tonalidades violeta, azul y roja.

Para asegurar un mejor y más rápido deslizamiento por la superficie del escritorio ha sido dotado de una base fabricada en teflón. Sólo es necesario conectarlo al USB para experimentar este nuevo concepto de usabilidad tecnológica.

  • Share This