Imation ya vende tarjetas SSD

El líder mundial en soportes extraíbles, Imation, ya ha anunciado la disponibilidad de sus primeras unidades de estado sólido (SDD). Se trata de los modelos SSD MOBI 3000 y SSD PRO 7000. Las memorias están fabricadas por Mtron y se orientan al mercado de consumo y profesional respectivamente. Estos dispositivos están llamados a revolucionar la informática portátil por sus rapidísimos tiempos de acceso y su escaso volumen.

La oferta que hoy presenta Imation para el mercado europeo se estructur en la serie MOBI 3000, la unidad de estado sólido más rápida para el mercado de consumo, y la serie PRO 7000, idónea para su uso con aplicaciones tecnológicas empresariales y corporativas que necesitan mejorar su rendimiento con una rapidez de acceso de hasta 120 Mbytes/segundo. Este es un mercado con amplias perspectivas de crecimiento. Según IDC crecerá un 73 % de aquí a 2011.

Los dispositivos SSD utilizan almacenamiento en estado sólido, así como la mejor tecnología de controladores del momento para acelerar el rendimiento de aplicaciones empresariales. Sin motores ni piezas móviles, estas tarjetas son más rápidas y más fiables que los discos duros tradicionales. Además generan menos calor y ruido, proporcionando una mayor durabilidad y resistencia a los golpes.

Las nuevas unidades incorporan tecnología desarrollada por Mtron Co. Ltd, según un acuerdo para el desarrollo y la comercialización de soluciones de SSD, y están especialmente dirigidas a mercados de alto crecimiento: ordenadores portátiles y sector empresarial. La relación estratégica con Mtron combina la innovación en tecnología punta, I+D y fabricación de Mtron con la experiencia de Imation en marketing y distribución.

SSD para consumo y entornos profesionales

Las tarjetas SSD MOBI 3000 destinadas al mercado de consumo superan en todos los aspectos a los discos duros tradicionales. Proporcionan una velocidad máxima de 100 MB por segundo, una velocidad máxima de grabación de 80 MB por segundo y un tiempo de acceso aleatorio a datos de 0,1 minutos, convirtiéndose en el dispositivo SSD más rápido del mercado. Estas unidades, que pesan menos de la mitad de lo que pesa un disco duro tradicional, además de consumir menos, dan un excelente resultado también en exteriores, gracias a su robusta carcasa.

Por su parte, la línea SSD PRO 7000 puede alcanzar rápidamente altas velocidades de transferencia de datos, gracias a la tecnología de controladores exclusiva de Mtron, con una velocidad máxima de lectura de 120 Mbps, una velocidad máxima de grabación de 90 Mbps y un tiempo de acceso aleatorio de menos de 0.1 minutos. La SSD PRO 7000 es resistente a golpes y vibraciones externas, y ofrece además un tiempo medio de vida superior a un millón de horas.

En MuyComputer estamos ansiosos por probar una de estas tarjetas y ver de verdad sus prestaciones. Mientras tanto los que queráis saber más sobre este revolucionario sistema de almacenamiento os aconsejamos que leáis el especial que hemos preparado:

SSD. tecnología sobrevalorada


  • Share This