Alianza entre Google y Yahoo!

Ayer Yahoo! emitió dos comunicados significativos para el futuro de Internet. El primero da a conocer  un importante acuerdo estratégico con Google y el segundo que las conversaciones con Microsoft habían concluido. Se puede dar por definitivamente fracasado pues el intento de Microsoft por hacerse con un puntal estratégico en su plan de desembarco en Internet a la vez que Yahoo! consigue un necesario respiro financiero.

 

El buscador más veterano y el más popular finalmente han decidido unir sus fuerzas.

El reciente asalto por parte de Microsoft a las acciones de Yahoo! ha hecho reflexionar a los responsables del buscador con más solera de la Red y en particular a su presidente Jerry Yang. La conclusión es que en este viaje es peligroso aventurarse solos, y por ello han agarrado con fuerza la mano tendida de Google, que les ha ofrecido un acuerdo flexible que permite, a juicio de sus responsables, que Yahoo! conserve su independencia a la vez que sanea sus cuentas.

 

 

Según Yang: este acuerdo nos ayudará a evolucionar nuestras estrategias de forma significativa. También representa un paso adelante importante en nuestra estrategia abierta, sustentada en el progreso que ya hemos hecho en avanzar en un mercado más abierto. Yahoo! por lo tanto no sólo ha suscrito un acuerdo, sino que ofrece su atractivo comercial a otras compañías siempre que se respete su independencia.

 

 

El acuerdo firmado consiste básicamente en que los resultados de ciertas búsquedas de Yahoo! lucirán a partir de ahora junto a ellos anuncios del motor publicitario de Google. Es un acuerdo no exclusivo que supone una inyección de 250 a 450 millones de dólares el primer año. Según los términos del contrato, será Yahoo! el que selecciones los términos de búsqueda que llevarán asociada la publicidad de Google. También se deja a Yahoo! decidir el número de anuncios y su colocación en la página.

 

¿Cómo es posible que dos empresas aparentemente rivales lleguen a un acuerdo semejante? Por un lado parece que Google sale claramente beneficiada, pues refuerza de forma muy importante su negocio de publicidad on-line. Por el otro Yahoo! tenía pocas salidas si no quería aceptar el acuerdo de compra del buscador y parte del resto de la compañía por parte de Microsoft, ya que sus finanzas estaban muy deterioradas. Yahoo! no perdió el tiempo y en cuanto tuvo el dinero en el bolsillo (en cuanto hubo firmado el acuerdo con Google) hizo público oficialmente que las conversaciones con Microsoft habían terminado.

 

En cualquier caso el acuerdo muestra un escenario nuevo e interesante, en el que Microsot sin duda buscará otros puntales para continuar con su estrategia de conquista del mundo de Internet.

 

 

  • Share This