Modchips, legales en Reino Unido

Modchips, legales en Reino Unido
13 de junio, 2008

Una reciente sentencia legal ha sentado un precedente definitivo en el Reino Unido, donde hasta ahora los modchips eran ilegales. Lo mismo ocurrió en España hace unos meses, y poco a poco estas prácticas se van legalizando en Europa. En EE.UU. el tema es mucho más problemático, puesto que los fabricantes integran sistemas de cifrado que hacen que esa posibilidad entre en conflicto con la conocida y polémica DMCA.

 

A pesar de las restricciones legales que esta práctica tiene en otros países, el uso de modchips debería ser legal teóricamente: cuando uno se compra un dispositivo, lo que haga después con él es cosa suya. Sin embargo, en Estados Unidos la aparición de la Digital Millenium Copyright Act (que protege los derechos de autor) hizo que el uso de métodos de cifrado en las consolas impidiese esta posibilidad en el terreno legal.

 

 

Como indican en TechDirt, en Europa no existe ese acta tan restrictiva y peligrosa, de modo que existe más “libertad” a la hora de superar los obstáculos técnicos que plantean los fabricantes de consolas para acceder a opciones avanzadas como la posibilidad de jugar con copias de seguridad (algo con lo que las distribuidoras de juegos no están de acuerdo, obviamente) o la instalación de otros sistemas operativos y programas y aplicaciones homebrew.

 

En España pudimos celebrar recientemente una importante victoria en el terreno legal para aquellos que “defienden la legalidad de los modchips y la modificación de consolas“, como afirmaban en ElOtroLado.net. En marzo de 2008 la Audiencia Provincial declaró inocente a ChipSpain, una conocida tienda on-line de venta de modchips y accesorios para consolas, que había sido acusada de ilegalidad por realizar este tipo de ventas.

 

 

En el Reino Unido acaba de suceder lo mismo, y la tienda MrModchips ha sido liberada de cargos (de hecho, les han tenido que indemnizar por los costes legales del proceso) tras la acusación de que los modchips servían para “piratear” las consolas. Afortundamente la sentencia ha apoyado el uso de este tipo de chips para modificar las consolas, que dan acceso a posibilidades que no pasan necesariamente por jugar a juegos pirata, una actividad que obviamente sí está fuera del marco legal.

 

  • Share This