Altec Lansing T612 para iPhone

Altec Lansing T612 para iPhone
15 de junio, 2008

Altec Lansing ha desarrollado unos altavoces portátiles de 60 vatios y tecnología XdB que encajan como un guante con el iPhone y con toda la linea de iPods de Apple. Diseño y calidad unidos para lograr el mejor sonido en este modelo T612 de uno de los fabricantes con más prestigio en el terreno del audio. Una buena elección con un toque “fashion” para los amantes del buen sonido… y de los iPhone.

 

El Altec Lansing T612 es un altavoz compacto de calidad que hará sentirse orgulloso a su propietario por su integración casi perfecta con la línea moderna de iPods e iPhone. Su instalación no tiene ninguna complejidad. No hace falta ni leer el manual, aunque incluye uno con versión castellana. Bien embalado, sólo hay que sacarlo, enchufarlo a la red, conectar el iPod o el iPhone y a disfrutar. Eso sí, como muchos dispositivos compatibles con el iPod, en la pantalla del iPhone nos avisan que este dispositivo puede no funcionar correctamente en modo teléfono por las interferencias. Ni caso. Lo hemos probado incluso llamando por teléfono al iPhone y funciona correctamente. En este caso el sonido enmudece. Y esta es, creemos, su principal virtud. En otros altavoces se nos obliga a conmutar el iPhone en la posición “avión” perdiendo la funcionalidad del teléfono.

 

Los altavoces, recién desembalados. Sólo hay que enchufarlos y disfrutar.

 

Y es que según cuenta el fabricante, el dispositivo está equipado con unos escudos que impiden las interferencias provocadas por el funcionamiento de cualquier móvil GSM. Así que se encuentra a prueba de zumbidos molestos. Además, si mientras estamos oyendo música entra una llamada en el iPhone, los altavoces enmudecen y podemos contestar. O no.

 

Pero donde realmente muestra la calidad de acabado es en materia de sonido. Le hemos puesto a trabajar a nivel intensivo con todo tipo de música, desde pop hasta clásica,  Las pruebas revelan que tiene un sonido muy aceptable a la hora de escuchar canciones pop pero, si no se quiere ajustar el menú de graves y agudos por cada tipo de música, es aconsejable no usar el volumen al máximo. Y es que en este caso, el sonido si puede empezar a distorsionar. La potencia ofertada es de 60 vatios. Incorpora la tecnología XdB, desarrollada por Altec, que garantiza la limpieza de salida del sonido.

 

Tres kilos de peso y unas dimensiones similares a un portafolios, esconden un potente sistema de sonido que además actúa de docking station del iPhone.

 

Como especificamos en la ficha técnica, el Altec Lansing T612 se suministra con un mando a distancia por infrarrojos con el que se controlan las principales funciones. El radio de operatividad del mando es de unos tres o cuatro metros. Este modelo está diseñado para ser una base de sonido portátil aunque, de forma opcional, se puede adquirir el kit para su sujección en paredes. Por supuesto, cuenta con entrada auxiliar audio por si lo queremos utilizar como salida de sonido para un CD convencional o un MP3 que no sea de Apple.

 

Aunque cuenta con un mando a distancia, desde la botonera superior se controlan las principales funciones.

 

Desde el prisma del diseño, este altavoz de Altec se muestra elegante, combinando negro y plata, junto con LEDs azulados. Los materiales y acabado son buenos, es robusto (está diseñado para moverlo de un sitio a otro) y se integra perfectamente en casi cualquier entorno. Quizá se echa en falta una salida desde la docking station hacia el ordenador para su sincronización con el iTunes.

Trasera de los altavoces. Además de la entrada de corriente, cuenta con conexión auxiliar de audio.

 

En definitiva, el Altec Lansing T612 es una interesante opción en la gama alta de un segmento muy competido, el de altavoces para los iPod/iPhone. El único pero es el precio: 200 euros es hoy día dinero, sobre todo cuando no trae extras básicos en la gama alta como receptor de radio o conector de vídeo… Claro que si miramos la oferta de otros competidores como Bose, es hasta barato. No obstante, su línea de diseño, calidad de acabado y, sobre todo, limpieza del audio no defraudará a los usuarios de iPods. Es sin duda el regalo perfecto para los iphonemaniacos.

 

 

 

 

  • Share This