LG KF510, con estilo

Un móvil de tapa deslizante, cuya seña de identidad es el elegante diseño con colores metálicos y su teclado dinámico y táctil con animaciones LED y vibración. Además, ofrece reproducción de música en diferentes formatos y cuenta con una cámara de 3 megapíxeles que incluso permite grabar vídeo. Ofrece soporte para redes GMS / GPRS cuatribanda (850/900/1800/1900).

 

Fue una de las novedades de LG durante el pasado MWC 2008 (Mobile World Congress) celebrado en febrero de este año en Barcelona, aunque no ha sido hasta hace escasas semanas cuando ha llegado a las tiendas. El nuevo KF510 de LG es un terminal curioso que podríamos englobar en la gama media-inferior por prestaciones, y en la gama media-alta por diseño y estética. Y es que, sin duda, lo más llamativo es su espectacular acabado con tonos metálicos de los que se ofrecerán dos variantes por ahora: rojo y azul. Nosotros hemos tenido ocasión de probar el primero, y la verdad es que los tonos multiluminiscentes son realmente atractivos, sobre todo para aquellos a los que el diseño y el llevar gadgets de aspecto moderno sea un aspecto realmente importante.

 

 

 

Ahora bien, la gran sorpresa del terminal viene de la mano del teclado dinámico de su parte frontal, justo debajo de la pantalla. Aquí tenemos una superficie sensible al tacto, sobre la que moveremos el dedo para indicar la dirección que queremos seguir en la interfaz, o para pulsar un determinado ítem. Todos nuestros movimientos se acompañan de efectos producidos por LEDs, que nos indican la dirección en la que se detecta nuestro dedo, así como vibraciones y tonos que indican que hemos realizado una determinada acción. Es una interfaz que ya hemos visto en el LG Secret, y similar a otros modelos de Samsung pero que, la verdad, no termina de convencernos.

 

Divertido, pero no demasiado práctico

 

Y es que, bajo nuestra humilde opinión, resulta muy entretenida durante los primeros minutos de uso, pues es totalmente distinta a la de cualquier otro móvil convencional, pero una vez que vas desplazándote por los menús y te ves obligado a buscar un teléfono en la agenda, abrir un mensaje o consultar las últimas llamadas recibidas, no resulta tan cómodo como las teclas convencionales. La razón hay que buscarla en que tenemos que cogerle muy bien el truco para ir exactamente al apartado del menú que queremos ir, y aceptar en el lugar deseado. Esto se agrava aún más si tenemos pulgares de generoso tamaño, con los que probablemente no será muy fácil controlar el “invento”, o si vamos andando por la calle y manejamos el móvil, el menú y el teclado dinámino con la misma mano.

 

 

 

Entrando en funcionalidades, la verdad es que encontramos lo que ya es habitual en terminales de gama intermedia GSM/GPRS: WAP 2.0, soporte para aplicaciones Java o mensajería MMS. Eso sí, contamos con una cámara de fotos de 3 megapíxeles con un Flash LED de escasa potencia, pero que cumple su función. También contamos con un organizador (que podemos sincronizar con el PC), un sencillo visor de documentos y funciones muy vistas en otros teléfonos como calculadora, alarma, cronómetro, etc. También contamos con Radio FM, visor de vídeos en formato MPEG4 y, por supuesto, reproducción de música MP3/WMA/ACC, que gracias a los auriculares incluidos ofrece una calidad suficiente. Eso sí, aquí hay algo que consideramos imperdonable: la conexión de los auriculares es propietaria, por lo que no podremos conectar otros de mayor calidad o enchufar a cualquier otra toma de audio (p.ej. conexión de entrada de línea en el coche). Quizá sea comprensible porque con el espacio disponible no sobra para colocar un minijack convencional, pero al menos habría sido una buena solución de compromiso ofrecer un adaptador que resolviese el problema.

 

Almacenamiento interno y externo

 

Como sistema de almacenamiento tenemos una memoria interna de sólo 16 Mbytes, que se complementan con una ranura MicroSD donde insertar tarjetas de hasta 4 Gbytes. La unidad analizada no incluía tarjeta alguna en el paquete que recibimos, aunque no podemos confirmar si en los terminales que finalmente lleguen a las tiendas se incluirá alguna tarjeta. Esta, en todo caso, resulta imprescindible a poco que se hagan algunas fotos o se quiera cargar algo de música en el teléfono. Eso sí, se agradece enórmemente la colocación de la ranura MicroSD en uno de los laterales, de forma que no es preciso sacar la batería o tarjeta SIM para extraerla, como ocurre en muchos teléfonos.

 

Por terminar, sólo nos queda hablar de la ergonomía. La pantalla integrada ofrece una buena luminosidad, aunque a pleno sol, como la mayoría, resulta complicada de ver. De cualquier forma, aunque no ofrece una resolución fuera de lo común (240 x 320), da la talla y resulta suficiente por tamaño y resolución para el tipo de móvil que tenemos en las manos. El botón de encendido/apagado se sitúa en el lateral derecho y es de tipo deslizante. Eso sí, es preciso mantenerlo pulsado unos segundos para lograr nuestro objetivo, por lo que estamos bastante a salvo de apagados accidentales. Un poco más abajo, el botón de acceso directo al disparador de la cámara, y en el lado opuesto, los controles de volumen, muy a mano mientras conversamos. La calidad de sonido obtenida es bastante buena, y esta en línea con la de otros terminales de similar gama del mercado. El software, por su parte, es bastante similar al de los modernos terminales de Sony Ericsson, con un menú principal en forma de cuadrícula e iconos gráficos de buen tamaño. Nos ha parecido, una vez más, muy en línea con otros terminales, sin que sea complicado su manejo, pero tampoco más sencillo.

 

 

 

Por todo ello, hay que decir que el nuevo LG KF510 nos deja un sabor un poco insípido: desde el punto de vista del diseño no podemos negar que este terminal resulta bastante atractivo por los colores metálicos y fantástico acabado. Sin embargo, no pretende ofrecer más que hablar y cubrir algunas de las funciones que hoy por hoy se consideran básicas en cualquier terminal. Ahora bien, para los que sean más prácticos, no podemos olvidar que por menos precio encontraremos en el mercado móviles más discretos y de colores convencionales, pero con idénticas funcionalidades y calidad muy similar. Lo del teclado dinámico no esta mal, pero a nuestro gusto es una solución moderna a las trasnochadas teclas de toda la vida que va por buen camino, pero que sin embargo aún tiene que mejorarse bastante para resultar plenamente cómodo y práctico de utilizar.

  • Share This