Snow Leopard soportará ZFS

Se suponía que Mac OS X 10.6 Snow Leopard tan sólo sería una especie de Service Pack para el actual sistema operativo de Apple, pero habrá, al menos, una novedad importante: el soporte al fin de ZFS, el sistema de ficheros de Sun. Dicha tecnología será integrada en Snow Leopard Server, la edición para servidores de este sistema operativo, pero su llegada a la versión para usuarios finales no tardará. Tiembla, Microsoft.

 

Lo desvelan en ZDNet, donde destacan el hecho de que la próxima edición de Mac OS X pondrá en serios problemas al nuevo sistema operativo de Microsoft. Windows Vista sigue sin asentarse definitivamente en el mercado a pesar de que el Service Pack 1 ha resuelto muchas de las dudas, y parece que Apple está aprovechando este periodo de confusión entre los usuarios para dar un impulso definitivo a su propio sistema operativo.

 

 

Mac OS X 10.5 Leopard supuso una verdadera evolución en la propuesta de Apple, y aunque se pensaba que su próxima actualización, Mac OS X 10.6 Snow Leopard sólo se limitaría a servir como un gran conjunto de parches para la actual versión, parece que Apple prepara unas cuantas sorpresas. La edición servidora de este desarrollo anuncia entre otras cosas soporte para procesadores multinúcleo. En este apartado tendrá todo el peso Grand Central, un nuevo conjunto de tecnologías que permiten que el sistema operativo planifique y escale perfectamente sin importar el número de núcleos con los que cuente la máquina servidora. La idea es importante ya que se trata de una de las primeras aproximaciones prácticas al problema de la computación paralela, y aunque aún es pronto para saber qué tal funcionará, su puesta en marcha es muy interesante.

 

 

Y si esa característica ya era destacable, Apple prepara por fin la inclusión del sistema de ficheros ZFS en Snow Leopard Server. Este desarrollo creado por Sun permite contar con un sistema de ficheros de 128 bits que además de ese direccionamiento para capacidades de almacenamiento inimaginables está dotado de otras muchas mejoras. Entre ellas, redundancia de datos, corrección automática de errores, redimensionamiento dinámico de volúmenes y las llamadas snapshots, que son como “fotografías” de nuestro sistema operativo en cierto momento y que permiten acceder a estados anteriores del sistema de ficheros con facilidad. Es algo así como un Time Machine a la enésima potencia.

 

 

Hace un año ya se hablaba del soporte de ZFS en Leopard, y aunque Jonathan Schwartz, CEO de Sun, aseguraba que ZFS sería el sistema operativo por defecto de Mac OS X 10.5, finalmente esta característica no pudo estar disponible para su lanzamiento, lo que ha hecho que Apple tenga que seguir acudiendo a un ya algo vetusto HFS+. Ya había habido pequeños pasos que apuntaban al soporte de ZFS en Leopard, como la publicación de soporte de lectura y escritura experimental para desarrolladores hace algunos meses, pero nadie sabía a ciencia cierta cuándo Apple apostaría definitivamente por este sistema de ficheros. Es cierto que ZFS aparecerá por el momento únicamente para el sistema operativo servidor de Apple, pero su inclusión en la edición estándar para usuarios finales no debería tardar mucho. Y entonces Microsoft tendrá otro problema más del que preocuparse.

 

  • Share This