Port Designs Coolfan

Una solución sencilla y económica para mantener la temperatura de tu portátil bajo control y además mejorar la ergonomía de uso. Es compatible con cualquier modelo de PC o Mac, y tan sólo precisa de un puerto USB para funcionar. Su forma cóncava facilita la circulación de aire bajo el portátil, al tiempo que el ventilador integrado logra inyectar aire fresco a la parte inferior de la máquina para facilitar la disipación.

 

En esta ocasión traemos hasta el Laboratorio de MuyComputer uno de esos accesorios que durante los últimos tiempos realmente están de moda, pero sobre el que probablemente muchos albergarán dudas sobre su efectividad. Se trata de una base refrigerante de la empresa PortDesigns para nuestros portátiles. En este caso, despejaremos las incógnitas comprobando las diferencias de temperatura antes y después en uno de nuestros portátiles de pruebas.

 

 

La instalación y concepción del producto es extremadamente sencilla. Tanto la parte superior como la inferior esta construida íntegramente en plástico, con una forma cóncava que facilitar la circulación de aire y un ventilador de bajo perfil justo en su parte central. Lo único que tendremos que hacer para poner en funcionamiento el accesorio es colocarlo bajo nuestro portátil, para lo que incluye dos bandas de goma en su parte delantera y trasera, que facilita el agarre de prácticamente cualquier equipo, salvo en el caso de un ultraportátil realmente compacto. A continuación, basta conectar el cable USB de alimentación a uno de los puertos libres del portátil, y ¡listo! El ventilador comenzará a girar, moviendo el aire por la parte inferior de nuestro portátil, facilitando su refrigeración y haciendo bajar su temperatura.

 

 

Ergonomía y pruebas

 

Lo bueno es que el nivel de ruido generado es mínimo, y perfectamente válido para trabajar durante largo rato con él. Sobre la ergonomía, hay que reconocer que mejora en el caso de equipos medios, con un perfil no demasiado alto, pues eleva ligeramente la zona de la pantalla y facilita la colocación de las muñencas y manos sobre la zona del teclado. En el caso de máquinas de gran tamaño o con perfiles muy gruesos esto puede resultar algo más incómodo.

 

 

Respecto a las pruebas, hemos utilizado un portátil Acer Ferrari 1100, al que hemos puesto a ejecutar el PCMark Vantage en modo repetición durante algo más de una hora. Tras este proceso, hemos tomado la medida de sus temperaturas máximas en cada uno de los cuatro cuadrantes de la parte inferior. Tras esta medición, hemos colocado el Coolfan y hemos repetido el proceso, ejecutando el mismo PCMark Vantage durante otra hora, aunque esta vez con el accesorio funcionando. Como se puede ver en la gráfica adjunta, las diferencias son considerables, lográndose reducir las temperaturas máximas alrededor de unos 6º C en la mayoría de los casos.

 

 

 

Tras las pruebas realizadas, vemos este accesorio como una opción muy interesante para aquellos usuarios que utilicen su portátil para trabajar a diario en su mesa de escritorio o tengan máquinas realmente “calurosas” con las que incluso puede resultar incómodo trabajar. Si la base hubiese estado construida en aluminio, probablemente los resultados serían aún mejores, pero reducir en unos 6º C o más la temperatura de una máquina no esta nada mal, y sin duda ayudará a alargar ligeramente la vida de los componentes. Por último, tenemos el factor ergonómico, que con algunos modelos de portátil será muy de agradecer. En todo caso, aunque la calidad del producto es intermedia, por ese precio tampoco podemos pedir mucho más.

  • Share This