Blu-ray no es el futuro

El formato de Sony se ha alzado con la victoria en esa cruenta guerra que mantuvo con el HD DVD de Toshiba, pero eso parece no haber significado nada, porque otro enemigo en ciernes le está robando el mercado: Streaming en calidad HD. Hasta la propia Sony está modificando su estrategia para que este nuevo tipo de emisiones que están triunfando en Internet se adapten a sus soluciones. Quién lo hubiera dicho.

 

Durante meses tuvimos que soportar los continuos debates sobre cuál de los dos formatos, Blu-ray Disc o HD DVD, se alzaría con el triunfo final en la batalla por los formatos de alta definición. Y ahora resulta que después de tantos esfuerzos e inversión puede que la repercusión de ambas soluciones fuera menos importante de lo que muchos apuntaban. La razón la encontramos en el auge de una nueva forma de ver la televisión: el streaming y descarga de contenidos de alta definición.

Este tipo de servicios están ganando terreno de forma importante a alternativas tradicionales, y de hecho muchos apuntan a un futuro brillante de este tipo de emisiones. Las cadenas televisivas ya disponen en muchos casos de canales de descarga y streaming de parte de sus contenidos tanto con servicios propios como a través de acuerdos con distribuidoras de contenidos multimedia como YouTube, Blip.TV o Vimeo. Sin embargo, esto es sólo el principio.

 

La propia Sony está abriéndose paso en este mercado, y su consola PlayStation 3 se ha convertido no sólo en el medio perfecto para ver películas en Blu-ray Disc, sino también para descargar contenidos en alta definición. Sus televisores Bravia Internet ya disponen de conectividad a las redes de datos, y están pensados precisamente para no necesitar de un aparato adicional con el que descargar contenidos: ya puedes hacerlo desde la propia televisión con una interfaz diseñada por Sony en la que se ofrecen diversos contenidos, y que confirma su importancia con lanzamientos como el de la nueva película de Will Smith, Hancok, que se emitirá en estos televisores antes de su salida en DVD.

Un estudio reciente revela además que el formato Blu-ray no superará en ventas a los DVDs tradicionales hasta 2012, y mientras tanto lo cierto es que todavía no hay demasiada gente que disponga de televisores Full HD con soporte para resoluciones 1080p, que son habituales en películas BD. Por el momento triunfan más los receptores 720p, más económicos y extendidos, y eso hace que precisamente la emisión de contenidos HD en Internet (que hace uso de esa resolución) sea aún más prometedora. Servicios como Netflix, AppleTV o Hulu están comenzando a apuntar muy alto en Estados Unidos, y el resto del mundo también seguirá esa tendencia muy pronto.

 

  • Share This