Asus F6V, primer Centrino 2

No será hasta después del verano cuando la nueva plataforma Centrino 2 de Intel sea una realidad en el mercado de los portátiles, pero nosotros nos adelantamos unos meses y analizamos uno de los primeros Montevina en llegar a España. La nueva plataforma añade procesadores de 45 nm, motores gráficos más potentes, un consumo optimizado y nuevas tecnologías inalámbricas donde 802.11n y WiMAX son los protagonistas.

 

Casi en primicia, en el Laboratorio de MuyComputer hemos logrado probar nuestro primer portátil desarrollado sobre la plataforma Centrino 2 de Intel. De hecho, en marzo de 2008 la nomenclatura Centrino cumplió cinco años de vida, todo un logro en un mercado como el de la tecnología al que ahora parece haberle legado el relevo. A continuación vamos a tener ocasión de revisar en profundidad el nuevo Asus F6V, un equipo interesante por planteamiento y configuración, sobre el que apenas tenemos datos oficiales en el momento de la review, pues ni siquiera aparece en la web nacional o internacional de la propia Asus. De ahí la emoción propia de enfrentarnos a algo totalmente nuevo y exclusivo. Veamos qué podemos extraer de nuestra primera experiencia total con Centrino 2.

 

¿Ultraportátil o portátil multimedia?

 

Esta es la primera pregunta que nos haremos al intentar encajar esta máquina en una gama concreta. Por aspecto, dimensiones y peso, tenemos ante nosotros una máquina realmente portátil con un peso que roza los 2 kilos con la batería estándar de 3 celdas, y que por tanto podría ser reconocido como un ultraportátil. Además, su estética encaja más con un segmento profesional/empresarial que el puramente lúdico. Sin embargo, por configuración, equipamiento y varios detalles más, nos encontramos ante un verdadero “maquinón” con el que podremos disfrutar de juegos, vídeo HD y toda clase de aplicaciones multimedia. Por ello vemos el F6V como un ultraportátil polivalente, que lo mismo nos servirá para trabajar todo el día en la oficina o visitando clientes, que nos permitirá llegar a casa y relajarnos un poco jugando al último título de matar monstruos, y que podremos llevar con nosotros de vacaciones para trabajar o ver las películas en la TV de la casa de la playa.

 

 

 

Primeras impresiones y ergonomía

 

Desde el punto de vista del usuario es un equipo no muy llamativo, donde impera el color blanco perlado metalizado de su cubierta superior y zona de apoyo de las muñecas. Esta última se encuentra “decorada” con diminutos surcos que, si bien mejoran el agarre y limitan la sudoración tras un largo rato trabajando, probablemente resulten algo sucios a largo plazo, al poder acumularse la suciedad en su interior. Por contra el teclado, en color negro, nos parece ideal por su tacto y distribución de las teclas, lo que agradecerán los usuarios profesionales que deban trabajar con él durante largo tiempo. El touchpad, por su parte, es criticable por el tacto y sensibilidad de su superficie de desplazamiento. No es malo, pero los hemos visto bastante mejores. Lo que nos ha dejado simplemente impresionados es la robustez de la cubierta superior, probablemente construida con alguna aleación de magnesio. No sólo protege bien a la parte trasera de la TFT, sino que ofrece una dureza extrema contra malos tratos. Es posible dejar marca en su superifice (generalmente en forma de surco, no como un rayajo), sólo si utilizamos un material realmente duro como el metal y nos empleamos a fondo apretando con todas nuestras fuerzas. Es decir, nada que ver con los clásicos portátiles todo-plástico que abundan en el mercado hoy día.

 

 

La posición de los diferentes conectores nos ha parecido bastante correcta, sobre todo de los USB, laterales y bastante atrasados, lo que es un buen detalle a la hora de conectar ratones o discos USB y así poder trabajar a gusto en la mesa. Nos parece menos acertada la ubicación del conector para discos externos SATA, situada en la parte izquierda delantera, casi en el borde. Su colocación no impide trabajar, pero en el caso de los usuarios zurdos probablemente tengan molestias al mover su ratón por la zona izquierda. Red, módem y VGA en la zona posterior son ideales para mantener lejos algunos de los cables más incómodos y gruesos que podemos conectar.

 

 

Respecto a la pantalla, ofrece un amplio abanico de grados de luminosidad, siendo la más elevada realmente alta y poco apta en condiciones de luz interior. Lo que sorprende es su acabado brillante que, si bien ofrece los clásicos reflejos de este tipo de pantallas, estos no son tan acusados como en la mayoría de los modelos. Esto, unido a su buen ángulo de visualización, nos hace verla como una solución ideal para el equipo que tenemos delante: un excelente punto medio entre solución para trabajar y para el entretenimiento. En su parte superior encontramos una webcam de 1,3 MPx, capaz de ofrece una calidad y tasas de refresco suficientes para usos de videoconferencia o pequeñas capturas. Y en su parte inferior, los altavoces estéreo en una posición bastante poco habitual para un portátil y menos de las dimensiones del F6V. Eso sí, como pretendamos reproducir música con el portátil cerrado, tendremos un problema.

 

Para terminar con este apartado, comentar el mínimo número de botones que tenemos disponibles a diferencia de lo que ocurre con otros modelos. Sobre el teclado sólo encontramos el botón de encendido (parte derecha), y el que permite conmutar entre los diferentes perfiles de energía rápidamente en la parte izquierda. Esta funcionalidad, aparentemente nimia, resulta francamente práctica en el mundo real, pues una pulsación del botón nos coloca en el modo de máximo ahorro, otro te deja preparado para hacer presentaciones (con un escritorio limpio de fondos e iconos, y sin protector de pantalla), otro listo para jugar, y por último, otro toque más y estaremos listos para extraer las máximas prestaciones de proceso del equipo si la situación lo requiere. Para terminar, sólo nos queda un pequeño interruptor en el lateral izquierdo para desactivar la energía del módulo inalámbrico.

 

 

Dotado de la última tecnología

 

Respecto a la configuración, ya hemos comentado que nos encontramos ante un equipo con la plataforma Intel Centrino 2, conocida con el nombre en clave de Montevina y sustituta de Centrino y su última variante, Santa Rosa, que actualmente encontramos en muchos de los equipos a la venta. Cuenta para ello con un Intel Core 2 Duo T9400 fabricado con tecnología de 45 nm, 2,53 GHz de velocidad, doble núcleo y nada menos que 6 Mbytes de cache L2. El conjunto lo completa un chipset PM45 (de nombre en clave Cantiga), y el sistema WiFi de Intel compatible con el borrador del 802.11n, los otros dos pilares fundamentales de la nueva plataforma. Eso sí, debido a ciertos problemas surgidos en el tiempo previo al lanzamiento se han generado algunos retrasos. Esto provocará que los primeros equipos con el motor gráfico integrado en el propio chipset, no aterricen oficialmente en el mercado hasta agosto/septiembre de este año. Por ello, la unidad probada contaba con un chip gráfico dedicado que al menos ofrecía un buen nivel de prestaciones: un ATI Radeon Mobility HD3470 con 256 Mbytes de VRAM. Este motor gráfico es uno de los que podemos encontrar en la nueva plataforma PUMA de AMD, también para equipos portátiles.

 

 

 

El equipamiento se redondea con un gigantesco disco duro de 320 Gbytes de la empresa Western Digital en formato de 2,5 pulgadas, 4 Gbytes de RAM DDR2 y la unidad óptica DVD-RW de doble capa y tecnología Lightscribe. En el apartado de comunicaciones no nos falta de nada: Bluetooth, Gigabit Ethernet, módem y tarjeta 3G/HSDPA integrada y libre para insertar la SIM de cualquier operador. La inserción de dicha tarjeta se realiza desde el hueco de la batería, como ocurre en la mayoría de los equipos. Sobre la batería, la unidad que llegó hasta nuestras manos contaba con el modelo de 6 celdas, cuyas dimensiones son realmente considerables, aunque logra mejorar la autonomía de manera evidente. Aún esta por confirmar, pero imaginamos que en el paquete comercial se incluirá la versión de 3 celdas convencional, con la que el peso y dimensiones se reducen considerablemente.

 

 

Pruebas de rendimiento y autonomía

 

Para medir las prestaciones del nuevo procesador Intel Core 2 Duo T9400 y toda la configuración que le acompaña, hemos recurrido a nuestras pruebas habituales: PCMark Vantage, 3DMark 06, Experiencia de Windows Vista, medición de temperaturas con el termómetro láser y cálculo de la autonomía gracias al Battery Eater Pro. Veamos los resultados.

 

Comenzando por el PCMark Vantage, observamos como las prestaciones obtenidas han sido considerablemente altas para tratarse de un equipo portátil. Concretamente, entre un 5 y 10% más elevadas que las obtenidas con un procesador Intel Core 2 Duo T9300 (2,5 GHz) de la anterior plataforma Santa Rosa. En todo caso, se muestra como un equipo realmente equilibrado en todas las pruebas, en las que obteniene unas cifras bastante elevadas en todos los casos. Demuestra con ello lo dicho al principio: es una máquina ideal como portátil polivalente para trabajar/jugar/divertirse. Ahora bien, con el 3DMark 06 la ATI Mobility Radeon HD3470 ha obtenido unas cifras bastante dignas, pero bastante alejadas de motores gráficos más potentes como los GeForce 8700 GT de NVIDIA, e incluso algo inferiores que los obtenidos por gamas de la propia AT que teóricamente están por debajo, como el HD2600, que tenemos registrados en nuestra BBDD de análisis. Dado que se trata de una máquina de preproducción, nos abstendremos de valorarlo de manera definitiva, pues las cifras nos parecen escasas.

 

 

Otra prueba, interesante porque esta al alcance de cualquiera, es el resultado de la experiencia de Windows. En el caso del equipo que nos ocupa, y como ocurría en el caso anterior, los resultados “pinchan” en el apartado gráfico:

 

 

Sobre las temperaturas es difícil dar un diagnóstico 100% preciso, pero nuestra primera sensación es que las cifras obtenidas son inferiores a las de equipos similares de la generación anterior. De hecho, las temperaturas más altas, tras más de 2 hrs de funcionameinto intensivo, se registraban en la zona del procesador con algo más de 43º C. Esta cifra, aunque no lo parezca, se encuentra algo por debajo de lo habitual en modelos con procesadores como el Intel Core 2 Duo T9300.

 

 

Para terminar nos queda la autonomía, donde el nuevo Asus F6V se ha comportado realmente bien. Y es que aunque 153 minutos de autonomía no parezcan demasiados, hay que tener presente que la prueba Battery Eater Pro literalmente devora la batería de los portátiles al requerir lo máximo del procesador y sistema gráfico, además de mantener conectada la pantalla durante todo el proceso de prueba. Por ello, obtener más de 2 horas de autonomía en esta prueba es significativo, cuando otras máquinas a duras penas superan la hora y media. Eso sí, en este caso hay que tener presente que la unidad probada incluía una batería de 6 celdas, que práctiamente duplica a la de 3 celdas que probablemente se incluya en el equipo de serie.

 

 

Conclusiones

 

A falta de conocer el precio definitivo de este Asus F6V que nos ha llegado en auténtica primicia, hemos de reconocer que el producto realmente nos ha dejado muy buenas sensaciones. No vamos a negar que la nueva plataforma Centrino 2 realmente nos ha dejado gratamente sorprendidos porque, si bien no supone nada revolucionario frente a los Centrino Santa Rosa, sí ofrece mayor rendimiento, una disipación de calor ligeramente menor y, a falta de realizar pruebas con más máquinas, una mejoría en el consumo eléctrico. Queda por ver, eso sí, cómo resultarán los modelos con motor gráfico integrado en el propio chipset.  Sobre el F6V en concreto, nos parece una muy buena opción para los que buscan un equilibrio entre trabajo y ocio, con una máquina capaz de ofrecerles casi todo con un peso y tamaños realmente contenidos, y encima, sin necesidad renunciar a lujos de equipos más grandes como la potencia de proceso, capacidad de almacenamiento o conectividad. Eso sí, habría que ver la autonomía que realmente ofrece con una batería de 3 celdas que, por tamaño y peso, sería la opción lógica para una máquina como esta.

  • Share This