ADSL: velocidades y mitos

ADSL: velocidades y mitos
7 de julio, 2008

Los operadores nos ofrecen impresionantes velocidades de descarga, pero basta visitar los foros para ver el volumen de clientes descontentos. ¿Publicidad engañosa? ¿Nos dan toda la información? Os damos todas las pistas para que conozcáis las tecnologías disponibles, los principales operadores y el acceso a herramientas imprescindibles para dar de alta vuestro ADSL con todas las garantías y sin riesgos.

 

Vivimos en un momento de auge de la banda ancha de acceso a Internet y, aunque es cierto que España no es ningún prodigio en lo que a velocidades de acceso o tarifas se refiere, los avances logrados durante los últimos años han sido considerables. Actualmente las líneas de hasta 20 Mbps utilizando para ello la tecnología ADSL2+ son una realidad con varios operadores, y alternativas como el VDSL2 o el FTTH empiezan a estar implementadas tecnológicamente, aunque aún están pendientes de lanzarse al mercado comercialmente y de manera masiva.

 

Sin embargo, basta leer durante un rato foros como los de ADSLzone o los de ADSLAyuda para descubrir cómo el descontento de los usuarios con sus operadores y líneas de ADSL es algo demasiado habitual. La gran estrella de las quejas es la velocidad de las líneas, sobre la que infinidad de clientes dicen no alcanzar la cifra contratada. ¿Qué es lo que pasa?, ¿los operadores nos bombardean con publicidad engañosa?, ¿los clientes carecen de conocimientos y se quejan sin razón? ,¿qué garantías tenemos de que lo que contratamos será realmente lo que obtengamos?

 

Aspectos técnicos

 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la tecnología xDSL en general se ve muy afectada por la calidad de la línea y distancia a la central telefónica más cercana. En el caso de las ADSL originales, son admisibles distancias de hasta 4-5 Km, a las que conseguiremos sincronizar nuestro router sin problemas a velocidades que rondan entre 1 y 3 Mbps. Esto hizo que infinidad de hogares/empresas pudiera beneficiarse de esta tecnología como método de acceso a Internet, pues en zonas pobladas es normal contar con una central cercana a esas distancias.

 

Sin embargo, el problema surgió con la llegada de la tecnología ADSL2+, con la que teorícamente se pueden conseguir hasta 20 Mbps sin dificultades, pero que esta aún más influenciada por la distancia y la calidad de la línea. Así, a más de 2 kms de distancia no es recomendable instalar una ADSL2+, ya que estaremos en los límites admisibles y las posibilidades de bajas velocidades, fallos de sincronización o caídas de la línea son una realidad. Y esto dando por hecho que el cableado de nuestro edificio y hogar se encuentra en perfectas condiciones, ya que en caso de tener demasiado ruido o atenuación, la situación será más compleja.

 

Contratar con garantías

 

La cuestión es que rara vez sabremos cuál es nuestra central telefónica y la distancia a la que nos encontramos de ella. Hasta la fecha, en teoría era nuestro operador quien debía comprobar estos aspectos en base a nuestro domicilio en el momento de la contratación. El problema es que mientras que operadores como Telefónica han preferido quedarse en los 10 Mbps como produco ADSL2+ quizá para garantizar que funcione en una mayor cantidad de emplazamientos (los situados a un máximo de 2 Kms que antes comentábamos), operadores como Jazztel, Orange o Tele2 se han lanzado a anunciar líneas de “Hasta 20 Mbps” sin explicar nada más, y encima a precios mucho más competitivos. Lo peor es que, a la vista de lo que cuentan muchos usuarios en los foros, las comprobaciones del operador en el momento de la contratación son incorrectas o demasiado optimistas. El resultado: líneas de “Hasta 20 Mbps” que no pasan de 6-8 Mbps de bajada. En esas circunstancias el descontento del cliente es comprensible.

 

Una de las mejores formas de saber mejor lo que contratamos y a qué nos podemos enfrentar es hacer uso de la herramienta puesta en marcha por adslnet.es, con la que podemos medir de manera más o menos exacta la distancia a nuestra central con sólo introducir número de teléfono y dirección. Además, gracias a la información recogida a diario a través de su programa ANT 3.0 y voluntarios distribuidos por todo el territorio, te ofrecen la velocidad media en tu zona, la velocidad máxima alcanzada por otros usuarios con diferentes operadores, etc. Y todo ello utilizando la tecnología de Google Maps.

 

 

En definitiva, lo primero que tendremos que tener claro es que los 20 Mbps sólo se darán en las ubicaciones más cercanas a la central (500-1000 mts), y que a partir de ahí la atenuación provocada por la distancia del cableado hará que nuestro router sincronice más despacio. En realidad el operador no nos engaña: nos da 20 Mbps en la central, pero no puede garantizar que estos lleguen hasta nuestra casa con la tecnología actual. También es cierto que deberían de informarnos gracias a herramientas como las que os hemos indicado, indicando la velocidad máxima estimada que obtendremos, información que nunca nos han dado cuando hemos simulado un intento de contratación con diversos operadores.

 

Las tecnologías VDSL2 y sobre todo FFTH (fibra óptica hasta el hogar) que ya están desplegando probablemente resuelvan parte de estos problemas y nos permitan alcanzar velocidades de entre 30 y 100 Mbps en los próximos años. Otra cosa serán los precios, que a la vista de la evolución dada por la banda ancha en España y las primeras informaciones, se prevén elevados.

 

 Cuentanos tu experiencia en nuestros foros

 

  • Share This