Más de 1.500 ataques diarios

Más de 1.500 ataques diarios

El número de nuevos ataques malware crece vertiginosamente. Sólo en un día se producen unos 1.500, lo que supone que en estos seis meses del 2008 se han creado más de 318.000, según un estudio de la empresa alemana G DATA.

El aluvión de estas malvadas aplicaciones ha aumentado en un porcentaje tan elevado que, de seguir a este ritmo, a finales de 2008 nos encontraremos con un aumento superior al 500 por ciento respecto al año anterior.

Un dato a tener en cuenta es que este estudio sólo habla de usuarios de Windows, dejando a un lado los cibernautas con otros sistemas operativos, por lo que la cifra podría mucho más alarmante si hacemos un cómputo total.

El objetivo del nuevo malware es robar información de banca on-line, tarjetas de crédito o datos de acceso a juegos en red, por ejemplo. A través de puertas traseras, que instalan accesos traseros, los atacantes pueden obtener el control de un ordenador y entonces insertar todavía más malware o integrar dicho PC en una botnet actuando como un zombie.
 
Los usuarios de Internet por móvil no se tienen que preocupar, según ha reflejado este mismo estudio. Los ataques a estos dispositivos son menos reales de lo que la publicidad advierte. De hecho, en este primer trimestre del año sólo se han creado 41 nuevas amenazas, una cifra insignificante.

La falta de modelo de negocio, el corto alcance del Bluetooth y el gran número de sistemas operativos existentes disminuyen en su conjunto el atractivo que los smartphones pudiesen tener para los criminales on-line. Si tenemos en cuenta el número de nuevos virus para smartphones surgidos desde 2006, lo podemos ver con aún más claridad: tan solo 115 nuevas amenazas en 30 meses.

 

Un futuro poco esperanzador

El estudio G DATA no revela unos buenos augurios de cara al futuro. De hecho, los pronósticos hablan de un incremento de ataques malware. Los inminentes eventos deportivos como los Juegos Olímpicos de Pekín, por ejemplo, podrían hacer empeorar la situación. Los criminales on-line recurren a este tipo de eventos mundiales como gancho, al utilizarlos como anzuelo para captar datos e incrementar las oportunidades de lucrarse. En consecuencia, se espera un aumento en el número de correos del tipo phishing.

 

  • Share This