Discos SSD ¿buenos o malos?

El culebrón de las SSD sigue. Si antes se afirmaba que reducían la autonomía de los portátiles y luego se matizó que esto cambiaría en el futuro, algunas pruebas parecen  ahora demostrar que los discos SSD reducen el consumo de energía. Se trata de un estudio de la revista Laptop Magazine realizado en condiciones más realistas de uso. Incluso la publicación Tom´s Hardware ha tenido que publicar una rectificación (parcial).

 

Muchos medios especializados (entre ellos nosotros mismos) nos hicimos eco de las pruebas de la prestigiosa publicación Tom’s Hardware que parecía demostrar que los discos SSD no solo no reducián el consumo de energía de los ordenadores portátiles, sino que de hecho reducían su autonomía. El artículo causó un considerable revuelo, sobre todo (obviamente) por parte de los fabricantes de SSD que se precipitaron a emitir comunicados al respecto y algunas publicaciones también intervinieron en el tema.

 

 

Las objeciones eran múltiples, en primer lugar que se habían utilizado para la prueba unidades de primera generación cuyo consumo no estaba optimizado y que por lo tanto no representaban la tecnología actual. Por otro lado, muchos objetaron que las pruebas se habían realizado sin tener en cuenta la carga de trabajo del procesador, que resultaba ser superior en el caso de los discos SSD y que por lo tanto las condiciones de la prueba no eran las adecuadas. En uno de los artículos que apuntaba esta falta de rigor, del blog tecnológico Technology for mortals  se apuntaba que simplemente leyendo las especificaciones técnicas de los discos analizados se podía sacar la conclusión de que algo fallaba.

 

 

 

Resulta que el disco SSD SanDisk SSD5000 tiene un consumo máximo de un Vatio y el Hitachi 7K200 consume lo mismo pero en reposo. La conclusión a la que llegan en TFM es que algo falla en el test si resulta que al realizarlo el primero reduce la autonomía del portátil con respecto al segundo. En los cálculos que realiza esta publicación, basados en parte de los resultados del test de Tom’s Hardware, se obtiene una gráfica que muestra como más eficientes las unidades SSD.

 

 

 

En otro test realizado por la revista Laptop Magazine se recogía otra de las objeciones de la prueba de Tom’s Hardware: que no se habían realizado en condiciones reales de uso. En las pruebas realizadas por LM se utilizó un script que realizaba cargas de 60 páginas web con una pausa de treinta segundos entre ellas para simular su lectura. Todo ello con la red inalámbrica WiFi activada. El resultado fue un incremento de la autonomía de diez minutos con la configuración basada en el disco SSD.

 

 

No parece que diez minutos de autonomía vayan a solucionar muchos problemas a los usuarios de portátiles, pero indican que su consumo es claramente menor. ¿Cuál es la razón de que los resultados difieran tanto? Principalmente porque el test que utilizó en su momento Tom’s Hardware está diseñado para configuraciones con discos duros tradicionales y no para portátiles con SSD.

 

El caso es que Tom’s Hardware ha publicado recientemente una rectificaciónque no rectifica del todo. En este último artículo los responsables de la prueba reconocen los errores de metodología apuntados por distintos frentes y que la CPU aumentaba el consumo de energía con el disco SSD precisamente gracias a su rapidez de acceso.

Sin embargo siguen en sus trece: “La conclusión, en cualquier caso, de que las unidades Flash SSD se presentan a menudo erróneamente como ahorradoras de energía que pueden aumentar la autonomía de la batería de los portátiles no está invalidada“.  Reconocen que las nuevas unidades SSD cada vez mejoran más el ahorro de energía, pero siguen afirmando que en la actualidad “Muchos discos duros convencionales pueden ser más eficientes que las unidades Flash SSD actuales“. Las conclusiones tras repetir las pruebas con test más “realistas” y utilizar nuevas metodologías de trabajo  son parecidas al informe anterior: “Las unidades SSD no son sinónimo de eficiencia o de prestaciones

 

Así que, probablemente, el culebrón seguirá dando que hablar.

 

 

  • Share This