Shuttleworth se confiesa

Una interesante entrevista con el máximo responsable de Canonical ha revelado algo que ya habíamos considerado en nuestro análisis de Ubuntu 8.04, una edición a la que le encontramos unos fallos que ahora admite Mark Shuttleworth. El máximo responsable de Canonical y Ubuntu ha reconocido las críticas que se han hecho a una edición Long Term Support que debería haber estado mucho más pulida cuando se lanzó en abril.

 

En aquel momento el título de aquella review recién aparecido el sistema operativo era “Ubuntu 8.04, un paso atrás“, y en ella destacaban los principales puntos en contra en el resumen de “Lo peor“:

 

Los problemas de esta edición aparecen en temas como la creación de carpetas compartidas o el trabajo con redes heterogéneas debido a una mala implementación del protocolo SMB. La inclusión de Firefox 3 Beta 5 es precipitada, y también ocurre lo mismo con Pulse Audio, al que aún le queda camino por recorrer. Los errores con el planificador del kernel y con otras áreas del sistema operativo también perjudican la calidad final de Hardy Heron.

 

Precisamente todas esas críticas han sido comentadas por Mark Shuttleworth en una interesante entrevista con derStandard.at, un medio austriaco que ha podido entrevistar al máximo responsable de Ubuntu.

 

 

En concreto, menciona precisamente los problemas con Firefox 3, con el estado real de una distro teóricamente de largo periodo de soporte (LTS), y con cosas como el audio, y en todos los casos Shuttleworth defiende sus decisiones.

 

Por ejemplo, respecto a la inclusión de Firefox 3 Beta 5 comenta que “esa fue una decisión muy consciente tomada con la colaboración de Mozilla, y teníamos mucha confianza en que Mozilla ofrecería la versión final de Firefox 3 en un periodo de tiempo razonable.” Pero sin duda lo más interesante es el momento en el que se le pregunta por la razón por la que lanzar una distro LTS con estos problemas. El texto traducido del original es el siguiente:

 

derStandard.at:Aún así parece que no elegísteis un buen momento para una nueva LTS: GNOME había sufrido grandes cambios, Firefox no estaba listo en aquel momento, y también integrásteis PulseAudio, luego ¿no habría sido mejor usar la siguiente versión, seis meses después, como la LTS?

Shuttleworth: Admito esas críticas. Sin embargo, creo que todas las decisiones nos acercaron más hacia las corrientes más importantes. Así que mi punto de vista es que sí que lanzamos una versión LTS que es mantenible durante tres años. Sabíamos que había algunas regresiones, pero también consideramos qeu las podríamos solucionar durante el ciclo de mantenimiento.

 

Aunque se resiste a admitirlo del todo, lo cierto es que Ubuntu 8.04 no fue un lanzamiento “redondo”, y muchos usuarios de esta distribución seguramente coincidrán conmigo. Afortunadamente, hoy en día todos esos problemas están prácticamente solventados, y la edición Ubuntu 8.04.1 que forma parte del “roadmap” de esta LTS está disponible desde el 3 de julio para demostrarlo.

 

 

De hecho, cuando bajéis Ubuntu desde los servidores oficiales estaréis descargando e instalando la versión 8.04.1, con más de 200 parches a características relevantes que incluyen, por ejemplo, la versión final de Firefox 3 o la solución a los problemas con Samba y, en parte, con PulseAudio.

 

  • Share This