Cómo protegerse de los hackers

Las conferencias Last HOPE están reuniendo a algunos de los hackers y expertos en seguridad más importantes de todo el mundo, y uno de ellos ya nos avisa: robar datos a través de redes Wi-Fi o Bluetooth es muy, muy sencillo. Por esa razón trata de dar algunas pistas y consejos para que los usuarios que hacen uso de estas soluciones estén protegidos y eviten males mayores. Incluso la tecnología RFID está en peligro, afirma.

 

Una de las sesiones de este evento reservado a los más reputados hackers y especialistas en seguridad tenía un nombre esclarecedor: “How do I Pwn Thee? Let me count the Ways” (“¿Cómo lograr controlarles? Dejad que cuente las formas“). El responsable de la charla, el famoso hacker llamado RenderMan comentó que actualmente muchísima gente está en riesgo y que probablemente no lo saben.

 

 

RenderMan advertía del peligro de conectarse a redes inalámbricas públicas en las que las transmisiones de datos no están cifradas y en las cuales los puntos de acceso pueden ser espiados sin problemas. Eso hace que los internautas que hagan uso de tales conexiones tengan el riesgo de que sus datos sean capturados y se les redirija a páginas web falsas con otra información a partir de las cuales es posible controlar sus ordenadores.

 

Su consejo: desactivar la conectividad Wi-Fi cuando no esté en uso, además de utilizar software para VPNs y cortafuegos.

 

Sin embargo, no sólo los usuarios de redes Wi-Fi están en peligro: los auriculares Bluetooth también son susceptibles de sufrir estos ataques, ya que hay una grave vulnerabilidad en la tecnología y además mucha gente ni siquiera cambia el PIN por defecto. Eso hace que los atacantes puedan acceder a estos teléfonos y robar información en ellos, o incluso escuchar las llamadas de la víctima y hacerlas sin que esa persona se entere. Lo mejor que podemos hacer para evitarlo es desactivar Bluetooth en los teléfonos y apagar el auricular Bluetooth cuando no esté usándose, además de cambiar la contraseña por defecto, claro está.

 

The last HOPE es la séptima conferencia del grupo Hackers On Planet Earth (HOPE)

 

Lo mismo parece ocurrir con la tecnología RFID, una alternativa cada vez más implantada en muchos controles logísticos que sin embargo tiene un tipo de cifrado muy débil que hace que los datos del chip puedan ser leídos e interpretados fácilmente con un lector apropiado. Cada vez más  sistemas de acceso a edificios e instalaciones usan esta tecnología cuya seguridad puede ser fácilmente superada con ciertos conocimientos.

 

 

  • Share This