Los miniportátiles ganan adeptos

Los pequeños ordenadores son demasiado competitivos para las grandes empresas del sector tecnológico. Aun así, sus económicos precios y sus enormes prestaciones hacen que compañías como HP comiencen a sacar sus propios modelos porque intuyen que pueden ser un gran éxito de ventas en un futuro cercano.

Asus, Dell, Acer y MSI fueron las primeras empresas que lanzaron pequeños ordenadores. Desde entonces, otras compañías han seguido este camino y previsiblemente muchas más se sumarán al carro en los próximos meses. Una de las principales ventajas de estos PCs es su precio. Por unos 300 dólares es posible conseguir un miniordenador con gran potencia y poco consumo.

Inspiran cierto temor

Analistas de la industria dicen que gigantes como Microsoft e Intel temen estas máquinas ya que su filosofía es ofrecer más potencia y funciones, no un menor tamaño.

Sin embargo, otras empresas opinan que estos pequeños ordenadores no les quitarán terreno. “Nosotros estamos en esta línea aunque no consigamos un trozo de pastel tan grande como en otras categorías de productos“, afirma Paul Moore, director general de marketing de productos móviles de Fujitsu-Siemens.

Microsoft es reacio a entrar en este mercado porque dice que responde a las demandas de los consumidores. Sin embargo, algunos analistas piensan que es más bien una cuestión de estrategia comercial para no compartir el mercado con Linux. De todas formas, tiempo al tiempo, ya que muchos consumidores demandan que estos miniportátiles tengan un Windows instalado a pesar de que se haya demostrado que con Linux van estupendamente.

Además, algunas compañías como Asus creían que estos netbooks sólo iban dirigidos a la educación o a los jóvenes. No obstante, se han dado cuenta que el abánico de posibilidades es mucho más amplio.

El debate está servido: continuar fabricando modelos tradicionales o pasarse a la moda de los miniordenadores Empresas como Intel consideran que el debate no es tal, ya que se puede estar en varias líneas de negocio sin que se vean todas afectadas por el mayor o menor éxito de cada una de ellas.

 

  • Share This