¿20.000 dólares por un portátil?

Si a alguno de vosotros le acaba de tocar la Primitiva, quizás también le apetezca comprar un portátil exclusivo del fabricante Ego, que aporta diseños dirigidos más bien a las mujeres en los que el portátil parece un bolso de lujo. Todo en el Ego es diseño, y en sus distintas colecciones demuestran que cualquiera puede tener un portátil de lo más “fashion” si dispone de suficiente dinero (20.000 dólares) para pagarlo. 

 

 El nuevo Ego Bentley Notebook tiene un nombre que ya de por sí puede dar buenos indicios de lo que es más importante para los desarrolladores de estos portátiles. Para empezar el nombre de la empresa (“Ego”) los destina claramente a aquellos usuarios muy preocupados por la imagen que proyectan al exterior. La forma en bolso de esta línea de portátiles también deja claro que serán las mujeres las claras clientes potenciales de una serie de portátiles que sólo destacan por una cosa: su diseño.

 

 

El último de los modelos confirma esa tendencia, y con un acabado que según el fabricante está inspirado en los lujosos coches del fabricante inglés Bentley el nuevo modelo tiene un precio realmente escandaloso de casi 20.000 dólares, o lo que es lo mismo, 12.750 euros. ¿Está justificado dicho coste?

 

Desde luego, no si atendemos a sus especificaciones hardware, que de hecho son difíciles de encontrar: la web no indica qué tipo de procesador o cuánta memoria podemos encontrar en estos modelos, aunque podremos verlos rotar en 360 grados y comprobar que los diseños de estos bolsos-portátiles son de lo más “fashion“.

 

 

Menos mal que al menos disponen de manuales de usuario en formato PDF en los que sí es posible encontrar sus especificaciones: procesador AMD Turion 64 (no se especifica la velocidad), pantalla de 12,1 pulgadas y 1280×800 píxeles de resolución, 2 Gbytes de memoria DDR, ATI Radeon Xpress 200M, y Windows Vista Ultimate como sistema operativo preinstalado, aunque por lo visto también es posible encontrarlos con XP.

 

O sea, que tenemos un portátil cuyo coste real no supera los 400 euros encerrado en una carcasa de 12.000. El mundo está loco.

 

  • Share This