Recuerda tus links con Readbag

Recuerda tus links con Readbag
1 de agosto, 2008

Si quieres almacenar los links que no te ha dado tiempo a leer para visitarlos cuando puedas, la aplicación web Readbag te permite determinar los enlaces que guardas. Con posibilidades añadidas, que te mostraremos, como la de archivar los hipervínculos leídos o compartirlos con tus contactos de forma sencilla. Y todo ello, con sólo hacer clic en la página cuyo enlace quieras tener organizado.
 

Olvídate de apuntar en un papel o de mandarte por correo electrónico un enlace web que te interesa pero que no puedes visitar en ese momento, porque gracias a la herramienta online Readbag tienes la oportunidad de almacenar los vínculos para recordarlos y acceder a ellos más tarde. Es posible incluir links desde su web http://readbag.com o a través de un icono que puedes instalar fácilmente en tu navegador. Así tendrás disponibles tus enlaces allá donde estés, siempre que tengas un ordenador con Internet a mano.

Paso 1. Ábrete camino en Readbag

Para comenzar a utilizar esta aplicación tan sólo debes cumplir un requisito: tener una cuenta de correo en Google, puesto que ésa será tu clave para acceder a los contenidos de Readbag.

 

 

Al entrar en la página principal de la herramienta, exclusivamente informativa, deberás pulsar sobre Sign in with your Google account o sobre cualquiera de los iconos de la web para poder iniciar tu sesión. Escribe tu dirección de correo de Gmail y tu contraseña en la siguiente ventana y así accederás a Readbag.

Paso 2. Añade enlaces

Como aún no has marcado ningún enlace con esta aplicación, tu listado de links aparecerá vacío hasta que introduzcas aquellos que quieres recordar. Desde la web de Readbag puedes añadir hipervínculos de un modo sencillo a través del botón New link. Se abre entonces un recuadro en el que manualmente debes introducir la URL que quieres recordar, un título, un comentario y una marca en forma de estrella que mostrará la importancia de ese contenido, cambios todos ellos que se aplicarán al hacer clic en Save link.

 

Inmediatamente, el enlace que has seleccionado se ha agregado a tu lista de Readbag y, para acceder a esa página, basta con que pulses con el ratón sobre su nombre. Puedes comprobar cómo los diferentes símbolos asociados indican si el vínculo tiene alguna anotación personal o si ha sido marcado con una estrella.

 

Es posible, además, enviar ese link por correo para compartirlo con alguno de tus conocidos, presionando para ello en el icono de la categoría Share. Se abrirá entonces una pequeña pantalla que, utilizando la herramienta web ShareThis (http://sharethis.com), te permitirá mandar el enlace a través de un email, utilizando la mensajería instantánea o mediante redes sociales.

 

El destinatario recibirá un correo electrónico con la URL y el comentario que has adjuntado, así como una captura de la página web que realiza directamente Readbag.


Paso 3. Readbag en tu navegador

Este modo de incluir enlaces en tu lista de Readbag es muy sencillo, pero existe un método incluso más automático y práctico: añadir el icono de esta aplicación en tu navegador, para que así sólo tengas que pulsar sobre él si quieres que la página se almacene. El proceso, no obstante, es algo diferente dependiendo de si utilizas Firefox o Internet Explorer. En el primero de los casos, sólo tienes que arrastrar el botón Bookmarklet de tu página de Readbag a la barra de marcadores de Firefox.

 

Ahora, en el momento en que estés navegando y veas una página que quieres guardar para consultar más tarde, lo único que debes hacer es presionar el botón To readbag que se ha añadido al navegador de Mozilla y, si lo deseas, agregar un comentario a la web en el recuadro que aparece.

 

En el caso de Internet Explorer, por otra parte, debes pulsar con el ratón derecho sobre el botón Bookmarklet y seleccionar la entrada Agregar a favoritos del menú desplegable. Esta herramienta se añade entonces a tu conjunto de favoritos del navegador para que puedas incluir un enlace en Readbag.

 

Para ello, una vez que te encuentres en una página que quieres recordar posteriormente, pulsa sobre To readbag de tu lista de favoritos, asegúrate de que tienes permitidos los pop-ups en Internet Explorer y el enlace se incluirá en tu cuenta de Readbag con el mismo procedimiento que en Firefox.

 

Paso 4. Archiva tus enlaces

Por último, si quieres que tus links desaparezcan de tu listado principal de Readbag una vez leídos y se almacenen en el archivo de enlaces, debes pinchar en el menú Settings de la web. Se despliega a continuación un cuadro en el que tienes que activar la casilla Auto archive, de modo que la aplicación envíe los enlaces al archivo cuando pulses sobre ellos. También es posible establecer que te llegue un correo electrónico diario con los hipervínculos que aún no has leído, habilitando para ello la opción Daily digest. Así tendrás tus enlaces accesibles siempre que dispongas de un ordenador cerca.

 

 

 

  • Share This