Internautas contra el canon

La Asociación de Internautas ha recurrido el canon digital ante la Audiencia Nacional. Esta propuesta sigue siendo considerada injusta y desproporcionada por muchos colectivos, por lo que la batalla judicial aún continúa. Además, esta medida es un freno hacia el progreso de los ciudadanos y la incorporación de las pymes al mundo de las nuevas tecnologías.

 

Este impuesto aplicable a todos los equipos y soportes electrónicos se justifica legalmente como “una compensación a cambio del derecho a realizar copias privadas de los contenidos que adquirimos legalmente”, recogido en el Artículo 25 (compensación equitativa por copia) introducida recientemente en la Ley de Propiedad Intelectual. Lo que en un principio se hizo para luchar contra la piratería, está cortando las alas al progreso y a la transmisión libre de información. Por ello, la Asociación de Internautas ha considerado esta ley como anticonstitucional, presentando un recurso ante la Audiencia Nacional.

 

Este impuesto viene ya establecido en el momento en el que adquieres un producto electrónico, siempre que éste sea capaz de reproducir archivos. En la nueva ley el canon alcanza casi todos los soportes digitales, añadiéndose a los CD y DVD grabables, los reproductores MP3, tarjetas de memoria e incluso teléfonos móviles. Quedan de momento exentos los discos duros y las conexiones ADSL, aunque la SGAE ya ha mostrado su interés por ir también a por ellos en breve espacio de tiempo.

 

Más allá del concepto, la aplicación de este canon tiene un universo oscuro y poco seguro. Los fabricantes y distribuidores pagan lo recaudado por este canon digital a entidades privadas de gestión (SGAE), las que a su vez, de una forma poco arbitraria se quedan con una parte de lo recaudado, siendo el resto distribuído entre un número limitado de autores y propietarios intelectuales de estos derechos. El resultado: conflicto social y freno al desarrollo de nuevos productos o modelos de negocio. Además de restar competitividad y frenar inversiones en la sociedad de la información, desde el punto de vista económico y social. Algo que se han decidido a defender desde la Asociación de Internautas mediante el recurso presentado ante la Audiencia Nacional.

 

Y es que no podemos olvidar que lo que se paga actualmente en concepto de canon digital es apróximadamente un 60% más del coste del producto. Se produce un aumento desorbitado de los precios de consumo electrónico personal.

 

La Audiencia Nacional no se ha pronunciado respecto a la admisión a trámite del recurso. Desde la Asociación de Internautas se alega la inconstucionalidad de la LPI que atenta contra los artículos 9, 38, 44, 51 y 52 de la Constitución y de la Ley de Propiedad Intelectual. Se dañan principios como el de igualdad ante la ley, la libertad de empresa, el libre acceso a la cultura y la ciencia o la defensa de los intereses de las organizaciones profesionales. Veremos qué ocurre en las próximas semanas.

 

Más información:

 

Asociación de Internautas y Plataforma Todos contra el canon

 

  • Share This