Privacidad limitada en EEUU

Será mejor que los quieran viajar a Estados Unidos comiencen a borrar de sus portátiles, reproductor MP3 o cualquier otro aparato electrónico toda la información que consideren privada porque los agentes federales estadounidenses podrán investigar sus dispositivos al entrar en el país. 

Debido a una normativa estadounidense, los agentes de aduanas podrán requisar equipos electrónicos a todos viajeros que consideren sospechoso aunque no tengan antecedentes ni justificación. La normativa en cuestión fue emitida el pasado 16 de julio por el Departamento de Seguridad Interior (Department of Homeland Security) junto con el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras (US. Customs and Border protection) y el Servicio de Inmigración (US Citizenship and Immigration Services) para aumentar la seguridad del país norteamericano.

Así, los polícias aduaneros podrán incautar por un tiempo ilimitado disco duros, memoria flash, teléfonos móviles, buscadores personales o cualquier dispositivo que grabe vídeos de cualquier persona que vaya a cruzar su frontera. Incluso la normativa menciona la posible retención de libros y monedas. 

 

 

Escasas excepciones

Pocos datos podrán no ser investigados por los polícias estadounidenses. Si la información puede afectar al secreto profesional (en el caso de los abogados o médicos, por ejemplo) los agentes de seguridad podrán investigar pero con la mayor cautela posible para que se respete el derecho a la intimidad de los clientes o empresas. Sin embargo, nada se dice de los datos personales de los viajeros. De hecho, éstos podrán intercambiarse entre diversas instancias estatales e instituciones privadas con el fin de preservar la seguridad del país.

 

 

  • Share This