Gráficos 3D para los JJOO

La ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín tuvo trampa. Algunas de las secuencias de fuegos artificiales eran planos simulados por ordenador. Según ha revelado el diario británico Telegraph, algunos planos que los espectadores veían a través de los televisores de todo el mundo fueron generado por ordenador. La razón que han dado las autoridades es que la toma de ciertas imágenes podría haber sido peligrosa.

 

Los organizadores explicaron que se tomó esa decisión para no hacer peligrar la seguridad de los trabajadores. Una de las imágenes simulaba una toma grabada desde un helicóptero que se supone que sobrevolaba el estadio olímpico. Sin embargo, se consideró peligrosa la situación de la aeronave mientras estallaban los fuegos artificiales. Por ello, los organizadores decidieron generar estas imágenes por animación 3D.

 

Realmente, explicaron los organizadores, que todos los fuegos artificiales existieron, que no se añadió nada que no estuviera previsto. No obstante, algunas secuencias no fueron tan reales.

Los responsables  de estas imágenes tardaron un año en generarlas y el trabajo fue todo un éxito. Nadie, ni los espectadores en Pekín, ni los televidentes se dieron cuenta del truco. Gao Xiaolong, uno de los creadores de estos planos, opina “la mayoría de la audiencia pensó que estaba grabado en directo, por lo que nuestro trabajo fu un éxito”.

 

Más sorpresas de la ceremonia

 

Sin embargo, no fue la única jugarreta que los sistemas informáticos jugaron a los organizadores. Algunos asistentes como público a la ceremonia de inauguración pudieron ver proyectado en una de las paredes la típica pantalla azul de error de Windows.

 

Además, la niña de voz celestial que cantó en la apertura de los Juegos Olímpicos no tenía el rostro que apareció. La verdadera niña era un poco menos agraciada y por ello decidieron grabar su voz y poner en su lugar a una niña estéticamente más “adecuada”.

 

 

 

  • Share This