AlerteGPS G300 localiza radares

AlerteGPS G300 localiza radares
13 de agosto, 2008

Avisador de radar 100% legal basado en GPS con base de datos de radares y puntos negros de actualización gratuita, pantalla digital de excelente visualización y batería recargable que le permite funcionar de manera autónoma. Gracias a esto puede ser utilizado también en motos junto con unos auriculares o ubicado en lugares de nuestro coche a los que no llegue la conexión del cable del mechero incluido.

 

En el mercado español estamos acostumbrados a ver avisadores de radar como los Sherpa de Woxter. Equipos por lo general de coste ajustado, dirigidos al mercado de consumo sensible al precio, y con una función muy clara: avisar de la ubicación de los radares en carretera tomando para ello la posición de nuestro vehículo mediante GPS, y avisando cuando se detecta que nos acercamos a la ubicación de un radar almacenado en su base de datos interna. Son, por tanto, 100% legales, pues utilizan información pública ofrecida por la propia DGT u otros usuarios, y no utilizan métodos de detección alternativos para delatar la presencia de radares o medidores de velocidad.

 

Respecto al AlerteGPS G300 que analizamos en esta ocasión, nos encontramos con un producto muy similar en prestaciones y funcionalidades a equipos como el Sherpa GPS de Woxter que antes citábamos, quizá uno de los más vendidos del mercado. En este caso, sin embargo, contamos con algún aliciente extra como la batería de lítio interna o la posibilidad de conectar unos auriculares. Estos dos detalles son realmente importantes para los motoristas, pues gracias a ellos podrán utilizar un avisador sin complicaciones y con todas las funcionalidades que podrían tener en un coche.

 

 

Puesta en marcha

 

La puesta en marcha es tan simple como conectar el cable alimentador al mechero (o previa recarga en casa con el alimentador de 220 vts), pegar la base magnética al salpicadero de nuestro coche y encender el aparato. La adquisión de los satélites e información GPS se realiza en cuestión de unos pocos minutos. Tras esto podremos ver cómo se nos muestra en todo momento la velocidad de nuestro vehículo, y en caso de acercarnos a una zona registrada en la base de datos interna, se nos avisará mediante voz y flashes de los LED incorporados, junto a información sobre los metros que restan para llegar a la alerta. En el caso del G300 la base de datos, que ofrece cobertura europea, ofrece avisos sobre radares fijos, zonas de especial incidencia de radares móviles y puntos negros o peligrosos que deben ser pasados con precaución.

 

Como es lógico, lo más recomendable antes de comezar a utilizar el equipo en serio es actualizar su base de datos, que se mejora casi a diario. Para ello basta conectarse a la web de AlerteGPS, y descargarse una pequeña utilidad que, una vez instalada en nuestro PC y con el G300 conectado vía USB, se encargará de descargar desde Internet la información y volcarla en el equipo de manera totalmente gratuita. Quizá este es uno de los aspectos más interesantes de este producto frente a otras propuestas, pues tras su compra no nos costará ni un céntimo mantenerlo al día. Además, la BBDD de AlerteGPS no esta nada mal, hasta el punto de que en su web también ofrecen versiones gratuitas para la mayoría de los navegadores GPS del mercado.

 

Para terminar, nuestra conclusión es bastante positiva. Durante las pruebas el equipo se comportó con la misma eficacia que otros avisadores que hemos tenido la oportunidad de probar. Su pantalla digital mostraba la información de manera muy clara, incluso a plena luz del sol, aunque hay que estudiarse un poco el manual antes de aprender el significado de todos los símbolos y leyendas que se muestran. La voz, de acento sudamericano, se muestra mucho más fluida y amigable que otros modelos, aunque la longitud y frecuencia de sus avisos en ciertas situaciones puede resultar molesto.

 

En definitiva, un buen producto en cuanto a funcionalidades y facilidad de uso, con un nivel de calidad y acabados intermedio, pero que gracias a su batería (que le brinda hasta 8 horas de autonomía) nos parece algo muy diferente y mejorado en el panorama actual de los avisadores de radar basados en GPS, y que gracias a ello permite su uso en motos o situaciones en los que el tradicional cable de mechero sea incómodo o imposible de conectar.

  • Share This