IE8 tendrá ‘modo porno’

Se rumoreaba que el navegador de Microsoft podría incluir un nuevo modo de navegación privada, y sus desarrolladores lo han confirmado en el blog de Internet Explorer 8, donde explican que la característica InPrivate será incluida. Mediante esta funcinalidad podremos por ejemplo asegurarnos de que todos los datos de nuestra sesión de navegación quedan borrados tras su término, algo útil en PCs usados por muchas personas.

 

Los blogs de desarrolladores de Microsoft suelen aportar un buen montón de información interesante sobre las distintas ideas que están fraguándose en Redmond, y este ha sido el caso de Internet Explorer 8, la próxima versión del navegador de Microsoft que llegará en su versión final en el mes de noviembre.

 

 

Hasta ese momento podremos comenzar a probar IE8 gracias a las versiones beta que Microsoft libere. La primera versión beta ya fue lanzada hace unos meses, y se espera que esta semana se ponga a disposición de los usuarios (o al menos, de los beta-testers) la segunda beta de IE8, que aportará una característica de la que se estaba hablando mucho en los últimos tiempos. La navegación privada, lo que también muchos han dado en llamar “modo porno“.

 

Con esta función lo que se logra es que toda la información que se utiliza durante una sesión de navegación quede totalmente erradicada del ordenador en el que hemos estado navegando. Cookies, contraseñas, historial y todo tipo de datos relacionados dejan de existir en el momento en el que cerramos la sesión de navegación con este modo de privacidad activado.

 

 

Microsoft ha llamado a esta característica InPrivate (“en privado”) y en el blog comentan que además de esa privacidad durante la navegación existirán otras “extensiones” de esta función. A ese “modo porno” llamado “InPrivate Browsing” se añadirán otras características como la llamada “Delete Browsing History“, que permitirá borrar el historial de Internet pero de forma selecitva: no tendremos que borrar todo, sólo aquello que no nos interese.

 

 

Más polémica es la función “InPrivate Blocking“, que está diseñada para que otras webs no puedan “seguirnos el rastro” durante las sesiones de navegación si nosotros no se lo permitimos. Eso, no obstante, puede suponer un problema para las empresas que tratan de utilizar esa información para mandar publicidad orientada a los gustos de ese usuario, y por lo visto hay un efecto colateral: el bloqueo accidental de pop-ups publicitarios.

 

 

Las llamadas “InPrivate Suscriptions” son el último de los extras de esta nueva plataforma, que permite automatizar el proceso de bloqueo a ciertos contenidos, y que facilitan la gestión de todos esos datos que queremos o no queremos bloquear en cierto momento.

  • Share This