Dunnington llega a seis núcleos

Intel está preparando el lanzamiento de su nuevo procesador para servidores con nombre en código Dunnington, que representará el fin de la familia de procesadores Penryn y que dispondrá de nada menos que seis núcleos de procesamiento. El Intel Xeon 7400 será el primer procesador en presumir de disponer de este número de núcleos, y representa un paso más en las arquitecturas multinúcleo que Intel y AMD están desarrollando.

 

Se espera que este nuevo procesador para servidores de Intel aparezca de forma definitva el próximo 15 de septiembre, algo que marcará un punto de inflexión en Intel ya que se tratará del último de los procesadores de la serie Penryn que llegarán al mercado. A partir de ahí la empresa se dedicará plenamente a los nuevos Nehalem, que comenzarán a aparecer en forma de procesadores Intel Core i7 en el cuarto trimestre del año.

 

 

Esta nueva bestia de procesamiento de Intel está preparada para altas cargas de trabajo en servidores, ya que sus nada menos que 6 núcleos y sus 16 Mbytes de caché de nivel 2 permitirán afrontar un buen puñado de tareas concurrentes. Los servidores (sobre todo, gracias a tecnologías como virtualización) sacan mucho partido de esa capacidad de proceso, y el Intel Xeon 7400 es una interesante apuesta que compite directamente con los Opteron de AMD, que aún no llegan a superar los cuatro núcleos por procesador.

 

Una de las peculiaridades de Dunnington es que se trata de un diseño monolítico, es decir, los seis núcleos se encuentran dentro del mismo procesador, algo que también será así en los futuros Nehalem y que es una característica diferenciadora: muchos de los procesadores de Intel habían hecho uso del concepto MCM en el que por ejemplo para obtener un microprocesador de 4 núcleos se unían dos procesadores dual-core.

 

  • Share This