Microsoft despide a los chivatos

Microsoft despide a los chivatos
15 de septiembre, 2008

Robert Delaware, que trabajaba subcontratado para Microsoft, habló con la publicación VentureBeat sobre el famoso “Red Ring of Death” de las consolas Xbox 360, pero lo hizo sin permiso, y eso ha hecho que Microsoft le despida. En realidad tienen derecho: Delaware no tenía derecho según la política de la empresa a dar todos esos datos, y ahora podría enfrentarse a demandas legales por dar más información de la que debía.

 

Ya en el pasado hablamos de este problema de la consola que según ciertos informes se debió a la intención de Microsoft de abaratar costes. En aquel artículo llamado “¿Por qué la Xbox 360 falló tanto?” todo apuntaba a que Microsoft conocía los riesgos desde que comenzaron a producir la consola, y un posterior artículo en VentureBeat también se encargó de analizar cronológicamente todo lo que rodeó a este famoso fallo de la Xbox 360.

 

 

El artículo de VentureBeat fue redactado por el famos Dean Takahashi, que habló personalmente con Robert Delaware sobre el asunto. Delaware estaba trabajando subcontratado por Microsoft para probar juegos, e informaba directamente a un jefe de producto de Microsoft que al enterarse de esas “filtraciones” le informó de que estaba despedido precisamente por esos comentarios a VentureBeat.

 

Delaware podría ahora enfrentarse a cargos legales tanto por la empresa de subcontratas como por la propia Microsoft, ya que los términos del contrato le impedían hablar de estos temas sin permiso. Y lo cierto es que puede que aunque lo hubiera hecho con buena intención a la hora de ayudarnos a los usuarios a comprender mejor este fallo de la Xbox 360, la discreción suele ser una de las máximas de toda gran empresa.

 

  • Share This