No habrá HTML5 hasta el 2022

La nueva versión del lenguaje con el que se definen las páginas web retrasa su implantación nada menos que hasta dentro de 13 años, según los editores del sistema. El 2022 será el año en el que concluya la última fase de desarrollo. Parece sorprendente que en un mundo tan cambiante y dinámico como Internet un estándar tan importante como el HTML retrase tanto su evolución, pero la larga espera parece inevitable. 

 

El propio editor del estándar, Ian Hickson, reconocía en una entrevista que podía parecer ridículo el tener que desde que se pusiera en marcha la propuesta (en 2003) hasta la versión definitiva transcurrieran 19 años. Para entender este plazo tan largo, hay que tener en cuenta en primer lugar lo ambicioso de la nueva especificación. HTML 5, además del lenguaje de descripción de página, contendrá especificaciones para mensajes de error e incluso la forma en la que los navegadores deberán renderizar las páginas.

 

Esto implica que, para que el estándar pueda ser adoptado por los distintos fabricantes de navegadores, es necesario dejar un tiempo prudencial para su implementación. Al respecto este nuevo estándar también definirá un conjunto de pruebas para comprobar la compatibilidad de los navegadores. Además, la implantación de estándar se realizará poco a poco, de hecho ya se está realizando por parte de algunos desarrolladores, a medida que se vayan conociendo detalles de la especificación. Muchos navegadores ya disponen de cierta compatibilidad con algunos elementos de HTML5.

 

A pesar de todo para muchos el plazo es demasiado dilatado y la comunidad de desarrolladores en general está más preocupada actualmente por sacar el máximo partido a las especificaciones actuales y paliar sus errores o deficiencias, que en pensar en adaptar sus productos a una especificación a la que le falta tanto para que sea puesta en práctica.

 

 

  • Share This