¿Cómo era la web hace 10 años?

¿Cómo era la web hace 10 años?
16 de septiembre, 2008

Mucho han cambiado los diseños web desde aquel lejano 1998 en el que el concepto de “Web 2.0” ni siquiera se había concebido. Se manejaban otros estándares, y las posibilidades de estos sitios web eran relativamente limitadas. Hasta Google estaba en pañales, y algunas webs tenían aspectos horrorosos. Otras en cambio no han variado tanto como podría pensarse, y mantienen sus bases de diseño y funcionalidades intactas.

 

Hace 10 años ni siquiera existía Firefox, y muchos acabábamos de descubrir las virtudes de Windows 98, un sistema que ponía más fácil que nunca el acceso a Internet. Netscape Communicator era el navegador de moda, pero los estándares web que se manejaban nos hacen recordar aquella época como la de una Internet en verdaderos pañales.

 

     

 

Eso se nota en los propios diseños y aspecto de algunos de los sitios web que existían entonces y que aún siguen existiendo hoy en día: se trata de las webs empresariales y de servicios más famosas, puesto que por el camino muchos sitios web que trataban de despegar en aquella época acabaron fracasando, y fueron sustituidos por nuevos servicios que sobre todo han ido apareciendo tras la explosión de la burbuja del año 2.000.

 

     

 

Desde entonces la web ha sufrido importantes cambios: los blogs, al igual que las redes sociales, han eclosionado, y más y mejores servicios han poblado Internet de contenidos de todo tipo. Y en estos años también hemos visto como los paradigmas de diseño también evolucionaban. Mientras que algunas empresas y servicios han mantenido sus bases, otras han aprovechado la evolución de los estándares para darles un toque mucho más moderno a sus sitios web.

 

         

 

Un ejemplo de simplicidad y pocos cambios es el de Amazon, que ya en 1998 apostaba por un diseño claro y estructurado. Otras como Microsoft se han visto especialmente afectadas, mientras que en España tenemos a un buen ejemplo en el periódico La Vanguardia, uno de los primeros en dar el salto a una edición digital que hoy en día es casi obligatoria en cualquier medio impreso.

 

  • Share This