Apple iPod nano 4G

La cuarta generación del iPod nano (al que de ahora en adelante llamaremos nano 4G) ha estilizado su diseño con respecto al “gordito” nano 3G con una carcasa curvada de aluminio y cristal (material que cubre la pantalla de 2 pulgadas con una resolución de 320 x 240 píxeles), convirtiéndose en el nano más delgado de la historia (sólo 6,2 mm). Pero las novedades no acaban aquí, también es posible elegir entre nueve colores brillantes y dispone, al igual que el iPhone o el iPod touch, de acelerómetro, lo que le permite, entre otras cosas, ver fotos, vídeos y carátulas de discos en formato apaisado.

 

Parece increíble, pero ya han pasado por nuestras manos cuatro generaciones de iPods nano. Recuerdo al primero de ellos, que con su color negro brillante deslumbraba nada más sacarlo de la caja, aunque poco rato después te dabas cuenta de que el material escogido para su carcasa no era el más apropiado porque se llenaba de arañazos enseguida, incluso aunque lo tratases como si fuera tu bien más preciado. Apple se dio cuenta de esto y con la segunda generación empleó el aluminio, que si bien no es inmune totalmente a los rayajos, qué duda cabe que casi los esquiva si lo tratas con un poco de cuidado. Afortunadamente esto ha continuado con las dos generaciones siguientes, aunque en esta ocasión los nueve colores disponibles (plateado, malva, azul, verde, naranja, amarillo, rosa, (PRODUCT) RED y negro) sean brillantes y no mates.

 

Apple utiliza en el nano 4G la misma caja de plástico que lleva empleando desde hace dos generaciones.

 

El caso es que el modelo 3G (conocido como el “nano gordito”) cambió de formato apostando por una pantalla de dos pulgadas (320 x 240 píxeles de resolución) pero era casi cuadrado y no rectangular como los nanos 1G, 2G y ahora el 4G. Personalmente me encanta el nano 3G, pero es cierto que Apple ha recibido durante todo el tiempo que ha estado este modelo a la venta muchas quejas por no volver al diseño anterior. Pues bien, ahora lo ha hecho y creemos que con gran acierto, ya que auna lo mejor del nano 3G (su pantalla de 2 pulgadas) con lo mejor de los modelos anteriores (su diseño estilizado). Veamos qué más tiene.

 

Perfectamente empaquetado

 

Sacar de su caja un producto de Apple es una experiencia que recomiendo a todo aquel que no la haya vivido. La verdad es que los chicos de Cupertino saben cuidar hasta el más mínimo detalle y las sensaciones que tiene un usuario cuando abre un producto por primera vez deben ser especiales…, y ellos lo saben.

 

En la caja del iPod nano 4G encontramos el reproductor, una mini guía, el cable USB 2.0, los auriculares y la base universal para docks.

 

El nuevo nano viene en la caja de plástico estándar que Apple lleva usando desde hace dos generaciones. Una vez que la abres y sacas con cuidado el soporte de plástico flexible que debes doblar ligeramente para sacar el nano de su funda protectora, encuentras una pequeña guía rápida, los auriculares, el cable USB 2.0 y el adaptador universal para docks.

 

Nuevo diseño

 

El tamaño del nano es definitivamente su principal cualidad: ni muy pequeño (como el shuffle), lo que evitaría contar con una pantalla para disfrutar de vídeos, juegos y fotos, ni muy grande como para que al transportarlo notes que lo llevas. Comparado con la versión de segunda generación es casi idéntico en tamaño, pero el 4G es más pequeño (90,7 x 38,7 mm) y delgado (6,2 mm), pesa sólo 36 gramos y su forma es ovalada. Además, la pantalla del nano 4G es igual que la del 3G (2 pulgadas con 320 x 240 píxeles de resolución; 204 píxeles por pulgada) y casi el doble que la del 2G.

 

El nano 4G tiene unas formas más curvas y está construido totalmente en aluminio y cristal.

 

Los auriculares que vienen de forma estándar con el nuevo nano son los mismos que todos conocemos y amamos/odiamos de los otros iPods. Si no te convencen, en esta ocasión Apple comercializa separadamente dos nuevos modelos: los auriculares de tapón con mando y micro y los auriculares con mando y micro. Los primeros se venden por 79 euros y cuentan con dos conductores de alto rendimiento independientes: uno de graves para los tonos bajos y medios y otro de agudos para los sonidos de frecuencias altas. Los segundos se venden por 29 euros e incorporan una cápsula de control ubicada en el cable del auricular derecho que incluye micrófono y tres botones.

 

Conector USB del nano 4G.

 

El 4G es el nano más delgado de la historia (6,2 mm).

 

Bienvenida al acelerómetro

 

El hecho de haber añadido el acelerómetro como en el iPod touch o en el iPhone añade una gran funcionalidad, que no es otra que ver la pantalla en modo apaisado cuando rotamos el iPod, aprovechando la características Cover Flow de nuestra biblioteca de imágenes, música o vídeos. El nuevo nano viene con tres juegos: Klondike, un solitario; Maze, mueves una bolita por diferentes laberintos aprovechando el acelerómetro, y Vortex, un rompe-ladrillos futurista. La mayoría de los juegos para el nano se manejan con la rueda del iPod y diferentes clics, pero otros (para mí los mejores) aprovechan el acelerómetro para que sólo tengas que preocuparte de mover tu nano 4G como si fuera el mando de la Wii.

 

Otras funcionalidad totalmente nueva y que es posible gracias al acelerómetro es el modo Shuffle, que permite acceder a una canción de manera aleatoria dentro de nuestra biblioteca de música con sólo agitar el iPod. Advertimos que no siempre sale a la primera y que a veces hay que insistir al mover nuestro nano, pero no es lo común y siempre acaba por “obedecer”.

 

iTunes 8 y Genius

 

Los nuevos iPods de Apple no se entenderían sin la renovada versión de iTunes. Pues bien, la principal característica de iTunes 8 es Genius, una tecnología que permite crear listas de reproducción con las canciones de nuestra discoteca que mejor combinan entre sí. Podemos acceder a una lista de reproducción preliminar creada por Genius, actualizarla para seleccionar otras canciones o guardarla para disfrutarla en otro momento. Incluso es posible crear listas de reproducción Genius sobre la marcha con los nuevos iPod classic, iPod touch, iPod nano e iPhone.
 
En la parte derecha de la pantalla de iTunes aparece la barra lateral Genius, que recomienda música del iTunes Store que todavía no tenemos en función de las canciones seleccionadas. Al activar la nueva prestación Genius de iTunes 8, se envía a iTunes Store de forma anónima cierta información sobre nuestra discoteca, donde se combina con los datos anónimos de millones de usuarios de iTunes y se procesa mediante algoritmos desarrollados por Apple. Los resultados obtenidos por Genius, diseñados específicamente para nuestra discoteca personal, se envían de vuelta a nuestro ordenador (Mac o PC) para que podamos crear listas de reproducción Genius en iTunes y en nuestros iPod, incluso sin conexión a Internet.
 
Calidad de sonido

Reconociendo que no somos unos especialistas y que a veces parece que tenemos “orejas de corcho” (qué se le va a hacer, no todo el mundo nace como si fuera Mozart), debemos afirmar que la calidad de sonido es idéntica a la versión anterior o incluso a la 2G. En eso no hay cambios. Para probarlo hemos escuchado las mismas canciones en los tres modelos con los mismos parámetros y no sólo ha sido nuestra apreciación, también varios amigos nos han dado el mismo veredicto.

 

Al igual que en otros modelos, hay un botón deslizable para bloquear al nano 4G.

 

De todas formas, aun reconociendo que el nano con los auriculares que trae de serie no hará las delicias de los connosieurs, tampoco creo que sea este el objetivo de un reproductor musical de este tamaño y características. Sin embargo, para ser justos tenemos que comentar que en muchos foros especializados se dice que la calidad de sonido ha mejorado bastante, aunque repetimos que es algo que nosotros no notamos.

 

Batería

 

Qué duda cabe que la duración de la batería es uno de los puntos cruciales en los que fijarnos cuando pensamos comprar un reproductor musical (de vídeo y fotos también). En el caso del nano 4G, Apple vende que su batería es capaz de reproducir música durante 24 horas seguidas o vídeos hasta 4 horas. Según nuestra experiencia (hemos estado escuchando listas de música hasta que el nano “murió”) las 24 horas prometidas por Apple son una realidad casi exacta, por lo que en este punto los ingenieros de Steve Jobs dicen la verdad. En el caso del vídeo, Apple miente un poco, pero a favor del usuario, ya que superamos por más de media hora las cuatro horas anunciadas. ¡Chapeau para ellos!

 

Conclusiones

 

El nuevo nano se vende en dos versiones (el de 8 Gbytes por 139 euros y el de 16 Gbytes por 189 euros) en la web de Apple, pero de manera “extraoficial” encontramos que en la página web de la Fnac en España se puede adquirir ya a un precio de 109,90 euros en siete de los nueve colores disponibles un nano 4G de 4 Gbytes de capacidad. Este tercer “sabor” no va a durar mucho en el mercado porque da la sensación de que se trata de modelos que aprovechan el stock de discos flash que tiene Apple de la generación anterior. Personalmente prefiero pagar 30 euros más y contar con el doble de capacidad (que la vamos a necesitar), pero sobre gustos…

 

El nano 4G se vende en 8 y 16 Gbytes de capacidad, aunque también hay algunas tiendas que cuentan con un modelo de 4 Gbytes.

 

A pesar de que antes de que se presentará el pasado 9 de septiembre y se supiera que Apple iba a volver al diseño de la segunda generación (pero con un pantalla mayor) era un firme defensor del nano 3G, ahora que he tenido la ocasión de pasar varios días con el nano 4G creo que Apple ha acertado de lleno en su diseño y en la inclusión del acelerómetro, que nos permite disfrutar de la pantalla de 2 pulgadas en modo apaisado.

 

Con el tamaño que tiene y su ligereza, poco más se le puede pedir a este nano. Seguro que alguien dira: “¿WiFi tal vez?” Sin embargo, para esta funcionalidad ya está otro iPod, el touch. El nano 4G vuelve a demostrar por qué es el reproductor más vendido de Apple.

 

  • Share This