Polémicos parches de Apple

Últimamente han surgido voces críticas entre algunos analistas de seguridad en los Estados Unidos que reprochan a Apple la política de actualizaciones que lleva, sobre todo porque creen que es un lastre difícil de superar para lograr aumentar la presencia de los equipos Mac dentro del mundo empresarial.

 

Andrew Storms, director de operaciones de nCircle Network Security, es uno de estos expertos que disienten de la forma en la que Apple tiene programadas sus actualizaciones o parches de seguridad. En concreto, su mayor queja es “la falta de programación“. Al contrario que uno de sus principales competidores, Microsoft, que tiene programadas las actualizaciones de seguridad el segundo martes de cada mes y que además suele lanzar por lo menos dos mejoras más mensualmente, Apple libera estos parches sin ningún tipo de periodicidad conocida e incluso muchas veces lo hace en días laborables.

 

 

Según Storms, “las actualizaciones de Apple son siempre una sorpresa. Lo primero que haces cuando se libera alguna mejora es sentarte con tu equipo y ver qué ofrece, para después asignar recursos. El problema es que llega el día siguiente, Apple lanza otro update y tienes que volver a empezar. Si no puedes planificar la llegada de estos parches, entonces estás siempre en tensión, y eso no es bueno“.

 

Pero no todo es negativo para Apple, ya que otros analistas de defienden esta forma de actuar. Si se compara con vendedores de Unix como Sun, HP, FreeBSD, OpenBSD y diferentes “distros” de Linux, muy pocos de ellos tienen bien definido el ciclo mensual de parches. De hecho, que Apple lance el parche sólo cuando esté totalmente acabado y acto seguido lo libere sin esperar a una fecha determinada, reduce la vulnerabilidad propia de los usuarios de Windows. Es como si una marca de coches supiera cuándo se te van a pinchar las ruedas y no te lo dijera porque todavía no es la fecha prevista para este tipo de comunicados.

 

Vía: Network World

 

  • Share This