Netgear XEB1004 85Mbps

Netgear XEB1004 85Mbps
25 de septiembre, 2008

Eliminar cables en los hogares siempre es bueno, en especial ahora que en casa se tiene un buen número de dispositivos tecnológicos. Gracias a estos adaptadores PLC (Power Line Communication) de Netgear podremos aprovechar los cables de corriente eléctrica para crear una red doméstica que, incluso, permita acceder a Internet.

 


 

La sencillez externa del producto corresponde a la sencillez de uso que tiene. De una forma resumida: enchufas uno de los adaptadores, conectas el cable de red al router, eliges un enchufe de la habitación que quieras para usar el otro periférico y listo. Sólo queda utilizar otro cable para disponer de red en el ordenador deseado. Muy fácil, sin duda.

 

Una de las ventajas de este modelo de Netgear es que cada uno de los dispositivos incluye en su interior un chip que le permite realizar funciones de enrutación. Es por ello que incluye cuatro puertos, dos en cada lado. Ciertamente el acceso a ellos no es el más cómodo posible, pero su funcionalidad es muy buena y no se aprecia una lentitud desmesurada si se compara con productos que tienen dicha función específica. Es más, los tiempos de acceso que se obtiene al efectuar ping son bastantes bajos y, en más de una ocasión, mejores que los de un router convencional. 

Pero si por algo destaca y es atractivo el pack PLC es por la posibilidad de utilizarlo como punto de acceso a Internet (si se dispone de conexión, claro). La rapidez con la que permite navegar es más que aceptable y la velocidad máxima de conexión que ofrece, de 85 MBps, resulta más que suficiente para aprovechar al máximo los accesos actuales.

 

Eso sí, aquí apreciamos uno de los pocos defectos (aunque importantes) de este conjunto: el calor. Se calienta en exceso y, por desgracia y a pesar de que la tecnología ha mejora en este aspecto, el rendimiento del dispositivo se reduce si se utiliza de forma intensiva. ¡Ojo! Esto no quiere decir que sea inservible o que en juegos on-line se produzca lag, sino que la tasa máxima de transferencia se reduce de forma evidente.

 

El apartado de la configuración es bastante sencillo, ya que el CD que se incluye tiene un programa que guía paso a paso en todos los apartados necesarios, desde establecer contraseñas hasta la encriptación de la señal (algo esencial si se comparte instalación eléctrica con otros vecinos). 

 

Para finalizar, vale la pena comentar que en la estructura de cada uno de los adaptadores existen tres LEDs de información, uno más de lo habitual. El primero informa de si está funcionando, el segundo indica el estado de la conexión Ethernet y, el último y novedoso, permite conocer si la instalación eléctrica incluye un adaptador PLC compatible que se pueda usar.  

 


La verdad es que hemos apreciado verdaderos avances en estos adaptadores PLC respecto a sus predecesores. Aunque los problemas de temperatura no se han corregido por completo, sí que se ha solucionado en parte la bajada de rendimiento por ello.

 

Sus funcionalidades se han ampliado de forma significativa y, por ejemplo, la posibilidad de cifrar los datos de forma adecuada es todo un acierto. Sin duda, un dispositivo que para viviendas unifamiliares o que no disponen de red inalámbrica, resulta de gran utilidad. Eso sí, para ser un verdadero rival de WiFi debe reducir su precio aún más.

  • Share This