Apple iPod touch 2G

La segunda generación del iPod touch no puede considerarse como una revolución respecto al primer modelo que asombró a todos y que fue bautizado por muchos como un “iPhone sin teléfono”. En esta ocasión los cambios introducidos por Apple no afectan sustancialmente a su diseño y prestaciones (aunque es más delgado que el touch de primera generación y pesa ligeramente menos, y además dispone de unos botones laterales para controlar el volumen del sonido de su altavoz); lo verdaderamente novedoso del iPod touch 2G es algo que no sólo utiliza él, también lo hace el iPhone, hablamos de la App Store, que al estar plagada de juegos lo convierte en una “consola portátil”, algo que hace mucho tiempo los fans de Apple andaban solicitando a la compañía de la manzana.

 

Apple, guste o no guste a sus detractores, es una empresa que sabe atacar los nuevos mercados en los que quiere entrar desde puntos de vista que realmente son novedosos. Lo ha sabido hacer con el iPhone y, ahora, parece dispuesta a hacerlo con el iPod touch 2G y el mercado del entretenimiento portátil. Siendo realistas, este touch no es una Nintendo DS ni tampoco una Sony PSP, eso está claro. Pero no creo que ese sea el objetivo de Steve Jobs y su gente. La presentación de la App Store (aunque últimamente haya tenido algunas críticas por no estar muy claro la política de admisión de aplicaciones por parte de Apple) fue una jugada maestra para el iPhone, pero también de rebote (si se puede considerar rebote a algo premeditado) para el iPod touch.

 

El iPod touch 2G, preparado para que lo saquemos de su caja de plástico.

 

La App Store está llena de juegos que por muy poco dinero el usuario puede descargarse en cualquier momento desde su iPod touch (siempre que encuentre alguna WiFi abierta o incluso si lo ha hecho antes desde su ordenador de casa/trabajo a través de iTunes 8). La mayoría no son nada del otro mundo, pero hay que reconocer que algunos son muy adictivos, sobre todo los que hacen un buen uso del acelerómetro integrado en el reproductor de Apple. Si a esto le unimos que es todo un iPod (con lo que esto significa a la hora de escuchar y gestionar tu música, ver vídeos o disfrutar de toda tu fototeca en cualquier parte) y que se acompaña de un Safari de bosillo para que navegar por la Red sea una experiencia gratificante, la aplicación Mail para bajarte tu correo electrónico y contestarlo gracias a su teclado virtual, así como otras “joyas” como el visor de vídeos de YouTube, los Mapas de Google o el Calendario y la Agenda de contactos, el nuevo iPod touch 2G no será una consola portátil rompedora, pero sí es el mejor PMP (Portable Media Player, o reproductor multimedia portátil si os gusta más nombrar las cosas en castellano) del mercado. Tanto que si además permitiera hacer llamadas… sería un iPhone. Pero esa es otra historia. Pasemos a ver ahora qué nos ofrece este iPod touch 2G.

 

Un paquete con sorpresa

 

Ya comentamos en nuestro análisis del iPod nano 4G que sacar de la caja un producto de Apple es una experiencia recomendable a todo aquel que no la haya vivido. Los chicos de Cupertino saben cuidar hasta el más mínimo detalle y cuando abrimos su caja de plástico estándar que Apple ya usó en el anterior touch de primera generación, nos encontramos con el iPod touch 2G con su pantalla protegida por una pegatina que es un calco exacto de lo que veremos al encender el producto, una pequeña guía de manejo, los auriculares, el cable USB 2.0, el adaptador universal para docks y una gamuza para mantener siempre limpia tanto la pantalla de 3,5 pulgadas como su parte trasera metálica y con efecto espejo que, todo hay que decirlo, se llena de huellas de dedos casi con mirarla.

 

Al abrir la caja del iPod touch 2G encontramos el reproductor, un cable USB 2.0, una pequeña guía rápida, el adaptador universal para base dock y una gamuza.

 

Como ya hemos comentado, esta segunda generación del iPod touch no ha cambiado sustancialmente con la anterior. El tamaño y resolución de la pantalla es el mismo (3,5 pulgadas y 480 x 320 píxeles), pero sin embargo es más delgado (8,5 milímetros) y pesa menos (115 gramos). Además, incorpora en su parte superior izquierda un botón (que bascula de un lado o de otro) para manejar el volumen del altavoz incorporado (gran novedad, de nuevo pensada para que la experiencia de jugar en el touch sea más “verdadera”). Por cierto, no sabemos si es porque con nuestro iPod de primera generación llevamos mucho tiempo aprovechando su interfaz Multi-Touch y por lo tanto “sobando” su pantalla y ya no recordamos cuando lo estrenamos cómo era su tacto, pero notamos en el touch 2G que es diferente, pero no nos hagáis mucho caso porque ya reconocemos de antemano que es una impresión muy subjetiva.

 

Y de sonido, ¿qué tal?

 

Respecto al altavoz que incorpora el touch 2G, que nadie se engañe, no es nada del otro mundo, pero suficiente para escuchar música si no eres un melómano exigente, podcasts, las alarmas y los sonidos de alerta, así como la ambientación sonora de los juegos descargados de la App Store. Eso sí, procura estar en un ambiente relajado (un partido de fútbol no vale).

 

En la parte superior izquierda del touch 2G encontramos el botón basculante para manejar el volumen del altavoz.

 

Los auriculares que vienen de forma estándar con el nuevo nano son los mismos que todos conocemos y amamos/odiamos de los otros iPods. Si no te convencen, en esta ocasión Apple comercializa separadamente dos nuevos modelos: los auriculares de tapón con mando y micro y los auriculares con mando y micro. Los primeros se venden por 79 euros y cuentan con dos conductores de alto rendimiento independientes: uno de graves para los tonos bajos y medios y otro de agudos para los sonidos de frecuencias altas. Los segundos se venden por 29 euros e incorporan una cápsula de control ubicada en el cable del auricular derecho que incluye micrófono y tres botones. Desgraciadamente, la posibilidad de grabar usando el micro de estos dos auriculares no es algo permitido, por el momento, en el touch 2G ya que carece de la aplicación apropiada. Se espera que Apple solucione esta carencia con alguna actualización software inminente, pero todavía no es así.

 

Una batería mejor

 

La primera generación del touch hablaba oficialmente de una autonomía suficiente para estar 22 horas escuchando música sin parar o para disfrutar de hasta 5 horas de vídeo. Lo cierto es que se podía superar en varias horas (llegando casi hasta 30 horas) en el caso de la música, pero con el vídeo difícilmente alcanzabas las 5 horas prometidas. En esta ocasión, Apple habla de 36 horas de música ininterrumpida (cierto, nosotros llegamos hasta 38 horas y 12 minutos en nuestras pruebas) y 6 horas de vídeo (casi cierto, nos quedamos 17 minutos por debajo de lo que Apple dice en sus especificaciones técnicas).

 

Obviamente, si tienes la captación de señal WiFi activada, usas el transmisor Nike + iPod o pasas muchas horas jugando con juegos que hacen un uso intensivo de los gráficos, todo lo mencionado anteriormente se queda en papel mojado.

iTunes 8 y Genius
 
Los nuevos iPods de Apple no se entenderían sin la renovada versión de iTunes. Pues bien, la principal característica de iTunes 8 es Genius, una tecnología que permite crear listas de reproducción con las canciones de nuestra discoteca que mejor combinan entre sí. Podemos acceder a una lista de reproducción preliminar creada por Genius, actualizarla para seleccionar otras canciones o guardarla para disfrutarla en otro momento. Incluso es posible crear listas de reproducción Genius sobre la marcha con los nuevos iPod classic, iPod nano e iPhone.

Genius es una tecnología que permite crear listas de reproducción con las canciones de nuestra discoteca que mejor combinan entre sí.

 

En la parte derecha de la pantalla de iTunes aparece la barra lateral Genius, que recomienda música del iTunes Store que todavía no tenemos en función de las canciones seleccionadas. Al activar la nueva prestación Genius de iTunes 8, se envía a iTunes Store de forma anónima cierta información sobre nuestra discoteca, donde se combina con los datos anónimos de millones de usuarios de iTunes y se procesa mediante algoritmos desarrollados por Apple. Los resultados obtenidos por Genius, diseñados específicamente para nuestra discoteca personal, se envían de vuelta a nuestro ordenador (Mac o PC) para que podamos crear listas de reproducción Genius en iTunes y en nuestros iPod, incluso sin conexión a Internet.

 

Conclusiones

 

E iPod touch 2G se encuentra disponible en tres capacidades de almacenamiento (8 Gbytes por 219 euros, 16 Gbytes por 279 euros y el analizado, 32 Gbytes, por 369 euros). La diferencia de precio es sustancial, por lo que no es algo sin sentido pensar bien cuál va a ser el que mejor se adapte a nuestras necesidades (obviamente, mejor el de 32 gigas, pero también hay que mirar por nuestra economía). Mi iPod touch de primera generación tiene 16 Gbytes de memoria flash y la verdad es que me he sentido siempre muy cómodo con esta cantidad, si bien ahora, con la llegada de la App Store la cosa cambia, ya que hay mucho más donde elegir y, por supuesto, instalar.

 

Los juegos que aprovechan el acelerómetro del iPod touch 2G son de lo mejorcito que podemos encontrar en la App Store.

 

Como hemos comentado al principio, el iPod touch 2G no es sorprendente, sigue la línea del modelo de primera generación, pero la gente de Apple sí ha hecho pequeños cambios para ponerlo al día y que (como por ejemplo la inclusión de un altavoz) camine con paso firme para convertirse en un competidor más dentro del mercado de consolas portátiles. Probablemente Nintendo y Sony todavía no estén temblando, pero yo que ellos, sabiendo cómo se las gastan los de Apple, un poquito preocupado sí estaría.

 

Nota: Un lector nos ha avisado de algo que por supuesto habíamos experimentado (desde el mismo día que el firmware 2.0 estuvo disponible) pero que se nos ha olvidado comentar, que no es otra cosa que con el iPod touch de primera generación también podremos disfrutar de los juegos de la App Store. No tendremos altavoces integrados, pero la experiencia con los juegos será casi similar.

 

 

  • Share This