Overclock complicado en Nehalem

Overclock complicado en Nehalem
8 de octubre, 2008

Los responsables del desarrollo de los inminentes procesadores Intel Core i7 están avisando a los fabricantes de placas base de que no faciliten el overclocking de la memoria, una mala noticia para los aficionados a esta práctica. Según Intel, forzar la velocidad y voltaje de estos módulos podría representar un potencial peligro para los Core i7, unos procesadores que prometen rendimientos notables y que aparecerán en breve.

 

La recomendación de Intel podría suponer un paso atrás para estos procesadores, que se supone darán una nueva vuelta de tuerca a la actual arquitetura, pero que se verán perjudicados por ciertas limitaciones en el voltaje que se puede utilizar para las memorias que les acompañen. Intel ha enviado un aviso a los fabricantes de placas base para que no se pueda subir ese voltaje por encima de los 1,65 voltios, ya que por lo visto cualquier cosa por encima de ese límite podría dañar a la CPU.

 

 

La advertencia se descubrió al analizar unas fotos de la nueva placa base de ASUS, un modelo P6T con el chipset X58 que usarán los micros Nehalem y en la que había una pegatina que mostraba precisamente esa advertencia. Aunque dicho límite va algo por encima de la especificación estándar del organismo JEDEC para las memorias DDR3, lo cierto es que los overclockers normalmente suelen llegar a mucho más. Por ejemplo, los módulos especiales para overclockers Corsair Dominator TW3X2G2133C9DF funcionan a 2V para poder ofrecer esa frecuencia de 2.133 MHz y latencias de 9-9-9-24.

 

 

Así que si estabas pensando en forzar la frecuencia de todos los componentes de tu sistema basado en procesadores Core i7, piénsatelo dos veces: podrías dañar al procesador.

 

  • Share This