Roxio PopCorn 3 para Mac OS X

Roxio PopCorn 3 para Mac OS X
15 de octubre, 2008

PopCorn no nos soprenderá si somos usuarios de algún otro producto de Roxio. Su apariencia es calcada a la del resto de productos de la marca, y a poco que estemos familiarizados con alguno de ellos, nos resultara familiar.

 

La interfaz gráfica de PopCorn 3 es muy correcta y cumple con su cometido a la perfección. No muestra más información de la necesaria y hace al software accesible a cualquier persona. Además, nos ha gustado mucho el detalle de incluir un botón para mostrar el panel de navegación por nuestros archivos multimedia (tan característico de las aplicaciones de Apple).

 

 

Respecto a la usabilidad, y como podéis ver en la captura de pantalla superior, la ventana principal se encuentra dividida en dos paneles. Por un lado, tenemos una barra lateral donde se listan los diferentes medios desde lo que podemos importar vídeos, agrupados, a su vez, bajo dos secciones principales: DVD y Reproductor. Por el otro, el panel derecho muestra todo lo necesario para llevar a cabo la acción seleccionada.

 

Son estas dos secciones de la barra lateral las que definen qué puede hacer PopCorn 3 por nosotros y por nuestros vídeos. Así, y en primer lugar, PopCorn 3 es capaz de grabar discos DVD compatibles con los reproductores convencionales que tenemos en el salón de casa. Para ello, podemos elegir otro disco DVD como medio de origen (en cuyo caso lo estaríamos copiando sin mayor esfuerzo) o una imagen de disco o carpetas VIDEO_TS o archivos de vídeo (con menús creados automáticamente por la aplicación, aunque algo personalizables)… Además, es posible marcar la opción Fit-to-DVD, que se encarga de comprimir los vídeos de entrada al tamaño del disco de salida.

 

En segundo lugar, PopCorn 3 permite convertir vídeos provenientes de los mismos medios de origen en archivos compatibles con un sinfín de dispositivos: AppleTV, iPod, iPhone, Playstation 3, PSP, Xbox 360, Palm Treo, BlackBerry…

 

 

En este sentido, destaca también la posibilidad de realizar la conversión de forma automática o más personalizada, así como la previsualización de 15 segundos del vídeo resultante, que es tremendamente útil.

 

En cuanto al rendimiento, el mayor acierto es la compatibilidad con el codificador Turbo.264 de Elgato, que desahoga al procesador de las tareas de compresión y nos permite seguir trabajando en nuestro equipo con un impacto mínimo.

 

Evidentemente la velocidad de la aplicación varía  en función de la potencia de nuestro hardware. Un buen procesador y al menos 2 Gbytes de memoria son muy recomendables para acelerar la codifgicación de video. Estos son los resultados de nuestras pruebas obtenidos en un MacBook Pro Core Duo a 2 GHz y con 2 Gbytes de memoria principal:

 

– 7 horas en codificar y grabar un DVD a partir de 3 horas de vídeos variados y de alta calidad.

– 12 minutos en comprimir a formato de la PSP un vídeo de 25 minutos de duración.

– 4 horas en comprimir al formato del AppleTV un DVD de 2 horas y media de duración. El mismo DVD utilizando el Turbo.264 de Elgato nos ahorró media hora y 200 Mbytes de espacio en el disco duro.

 

Conclusiones

 

La pega más importante es que el rendimiento general adolece de los mismos defectos que el resto de aplicaciones de Roxio: tiempos de carga superiores al resto de programas, alto consumo de memoria mientras realizan sus tareas, interfaz algo lenta ante situaciones de mucha carga de procesador, algún cuelgue inesperado bajo mucha demanda… nada realmente grave que comprometa la usabilidad o estabilidad general de la aplicación, pero que produce una sensación algo incómoda y de imapaciencia al tratar con la aplicación (sobre todo cuando hay un DVD de por medio).
 

Aunque no sea una funcionalidad que vayamos a utilizar en España, queremos dejar constancia de que PopCorn 3 también incorpora TiVoToGo, la tecnología que permite a los usuarios de TiVo transferir sus grabaciones DVR al Mac y grabarlas en formato DVD para su posterior reproducción en cualquier dispositivo.

 

En definitiva, un producto sencillo pero que cumple perfectamente con su cometido y es muy fácil de usar. Es recomendable tener un hardware potente para agilizar el proceso de conversión. Quizás el problema más importante es su elevado precio teniendo en cuenta que existen opciones freeware o shareware que pueden realizar el mismo trabajo, aunque también son más complicadas de manejar.

  • Share This