Móviles bajo vigilancia inglesa

Móviles bajo vigilancia inglesa
16 de octubre, 2008

No sólo los teléfonos móviles serán sometidos al espionaje inglés, también el tráfico por la Red podrá ser incorporado a una base de datos que el gobierno de Reino Unido tiene previsto crear. Escudados en el argumento de la seguridad y el bienestar de los ciudadanos, las compañías de telecomunicaciones ya llevan un año acumulando todo tipo de datos sobre sus clientes.

Ahora, el Gobierno quiere convertir este acto voluntario en una ley que obligue a las empresas a crear una base de datos central donde la polícia y los servicios de seguridad puedan tener acceso. Esta proposición ha creado posturas a favor y en contra. Para la Secretaría Nacional, Jacqui Smith, la intercepción de las comunicaciones es "un paso vital para luchar contra el terrorismo y combatir el crimen, la pederastia, los asesinatos y el tráfico de drogas", según informa la BBC.

Sin embargo, no todo el mundo comparte la opinión de Jacqui Smith. El representante del partido Democráta Liberal, Chris Huhne, cree que la idea es "incompatible con un país libre".

A pesar de las posiciones en contra, el Gobierno sigue adelante con el plan de crear esta base de datos. No obstante, Jacqui Smith se apresuró a matizar que "no serán almacenadas conversaciones de chat ni emails ya que la idea no es tener una gran base de datos íntimos sino dar claves al cuerpo de seguridad para seguir la pista de terroristas y demás criminales". De momento, el gobierno de Reino Unido no ha almacenado ningún tipo de dato de comunicación, matizó la Secretaría Nacional.

  • Share This