¿Crisis? ¿Qué crisis?

¿Crisis? ¿Qué crisis?

Según una reciente encuesta de la firma DLA Piper, los ejecutivos de empresas tecnológicas no creen que la situación financiera actual les vaya a afectar tanto como la crisis de las .com. Más de la mitad esperan una recuperación ya en la segunda mitad de 2009. Una opinión compartida por Gartner en la presentación de su Symposium/ITxpo 2008 en la que cifran en un 2,3% el crecimiento del gasto en tecnología para el año próximo. 

 

La crisis de las .com en el año 2000 está siendo la escala con la que consultores y responsables de empresas tecnológicas intentan medir las consecuencias de la actual crisis financiera. Parece que todos están de acuerdo en que la situación actual no afectará al gasto en tecnología tanto como ocurrió entonces. En un reciente estudio  llevado a cabo por la firma legal DLA Piper entre 145 ejecutivos empresas tecnológicas, los encuestados se mostraron más optimistas de lo previsto con respecto a las consecuencias de la crisis actual. Solo el 27 por ciento de los encuestados indicaron que fueran a realizar recortes en los departamentos de ventas y márketing. Incluso se mostraron menos partidarios en reducir los gastos en investigación y desarrollo, sólo el 15 por ciento tenían planeado reducir el presupuesto en I+D. Más de la mitad de los encuestados esperaban una recuperación para la segunda mitad de 2009.

Por su lado la consultora Gartner tampoco cree que la actual crisis alcance las dimensiones de la del 2000 para el sector tecnológico. En la presentación de su Symposium/ITxpo los responsables de la firma no cree que los recortes en inversión tecnológica vayan a ser tan drástico. Eso sí, han reducido de 5.8 a 2,3% su previsión de incremento para el gasto global en tecnología y pronostican una congelación del mismo para Estados Unidos e incluso un crecimiento negativo para Europa occidental, que según las previsiones de la firma van a ser los más afectados. Según Gartner las tecnológicas están mucho mejor preparadas que en 2001 para afrontar esta situación a través sobre todo de recortes en los gastos sin renunciar al crecimiento.

 

Parece que los buenos resultados financieros anunciados por grandes empresas como Google e IBM han conseguido difundir cierto optimismo dentro del sector que parece ahora mucho más asentado que cuando se produjo la mencionada crisis del 2000.

 

  • Share This