Ulteo, tu escritorio on-line

Actualmente los usuarios cada vez realizan más tareas en Internet y demandan la posibilidad de trabajar con sus aplicaciones favoritas en cualquier parte. Ulteo nos propone varias soluciones on-line y off-line con las que poder gestionar trabajo y ocio, siendo la estrella el escritorio on-line y las aplicaciones que podemos usar desde la web. Perfecta para los que necesitan movilidad.

En Internet podemos encontrar varios sistemas operativos on-line que permiten trabajar desde cualquier lugar con una interfaz muy sencilla y multiplataforma. Ulteo parte de esta premisa y además aporta novedades interesantes. Su creador es Gaël Duval, fundador de la distribución Linux Mandrake, y con gran renombre en la comunidad Open Source.

La ventaja principal de este SO es la movilidad que nos aporta el poder trabajar de forma on-line. Podemos leer o editar a nuestros documentos desde cualquier parte donde tengamos una conexión a internet con cualquier navegador que soporte JavaScript. En el caso particular de Ulteo no solamente proporciona el sistema operativo on-line, sino que cuenta un software para emular Linux en Windows, una opción para descargar el SO para montarlo de forma local (mejorando la velocidad y aportando la posibilidad de trabajar off-line), un programa para sincronizar el PC con nuestra cuenta en el SO en línea y la conocida suite ofimatica OpenOffice en su versión de la Red. Analicemos en profundidad cada una de las soluciones de Ulteo.

Ulteo Desktop

El servicio gratuito on-line del sistema operativo es la base de Ulteo. Desgraciadamente no pudimos disfrutar en condiciones óptimas del mismo por cuelgues continuos, fallos gráficos y demás errores más o menos inportantes. La mayoría de estos problemas se resolvieron al conectarnos al sistema con un ancho de banda mayor (10 Megabits), pero pensamos que debe optimizarse más una solución popular. Existen otros proyectos muy similares (uno de los más destacables es eyeOS, de procedencia española) que ofrece resultados notables incluso con conexiones lentas, razón por la cual creemos que es un punto importante a mejorar en versiones sucesivas.

Ulteo Desktop ofrece un escritorio on-line con iconos y ventanas, como si de cualquier otro sistema operativo basado en interfaz gráfica se tratase. Su apariencia recuerda más a Linux que a Windows, pero en cualquier caso es todo muy intuitivo. Las aplicaciones disponibles cubren todo tipo de necesidades: KPdf, Kopete, Gimp, Inkscape etc. Con la versión gratuita podemos trabajar con cualquiera de ellas pero accediendo a la versión Premium obtenemos algunas mejoras como un mayor espacio disponible para guardar nuestros archivos.

Ulteo Local

También se nos proporciona una versión de Ulteo para descargar que podremos instalar en nuestro PC. Las características son las mismas que la anterior, mejorando la velocidad de ejecución al tratarse de una versión local. Para funcionar con soltura con Ulteo necesitamos un PC basado en x86 con al menos 512 Mbytes de RAM y 4 Gbytes de disco libre. No nos tendremos que preocupar de actualizar a nuevas versiones ya que incorpora un "actualizador" automático que siempre mantiene el sistema en su última versión o parchea automáticamente posibles fallos que van apareciendo.

Ulteo Virtual Desktop

Esta aplicación gratuita permite emular Linux en nuestro Windows y ejecutar aplicaciones de forma directa y fácil. Tenemos un panel donde aparecen las aplicaciones de Ulteo Virtual Desktop, hacemos clic en la que nos interesa y se lanzará como otra ventana más de Windows. La compatibilidad con Windows está muy trabajada y podremos abrir documentos desde un programa emulado, imprimir o escuchar sonidos. Al igual que Ulteo Local incorpora un sistema para actualizarse automáticamente.

Si queremos instalarlo necesitaremos un PC basado en x86 con al menos 512 Mbytes de RAM y 4 Gbytes de disco libre. Para mejorar el rendimiento han construido esta versión basándose en el kernel coLinux, que logra un mejor rendimiento a la hora de ejecutar aplicaciones Linux en entornos Windows.

OpenOffice Online

La distribución libre de ofimatica OpenOffice se ha convertido en una de las opciones más sólidas del mercado. Los chicos de Ulteo lo saben y desde hace un tiempo decidieron poner a disposición de los internautas una versión en linea para disfrutarla desde cualquier navegador. Podemos usar todos los programas que forman la suite, bien entrando desde el apartado de Ulteo dedicado a OpenOffice, bien desde nuestra cuenta en el sistema operativo on-line. Encontraremos todas las características de cada programa disponibles, desde procesador de textos hasta hoja de cálculo pasando por lector de PDF o el software de base de datos.

Ulteo Documents Synchronizer

Documents Synchronizer viene a cubrir una necesidad que se plantea cuando pensamos en trabajar con sistemas operativos on-line; la de poder sincronizar documentos y archivos desde Windows con Ulteo on-line y a la inversa. La opción más interesante es disponer de una copia en Internet de nuestro trabajo, recuperable en cualquier momento y con sólo abrir el navegador. Todo el proceso está automatizado de forma que, al instalar el programa (sólo disponible para Windows), se nos creará una carpeta local en Windows y en nuestra cuenta on-line. Sólo tendremos que arrastrar y soltar lo que queramos sincronizar a ese directorio, pesando como máximo 10 Mbytes (en la versión gratuita).

Conclusiones

La idea central de Ulteo es brillante: proporcionar un paquete de herramientas on-line y off-line para gestionar información y trabajo. Los problemas llegan cuando comprobamos herramientas no están bien optimizadas, cuentan con demasiados bugs y las versiones gratuitas presentan limitaciones tan importantes como en este caso: ventanas por doquier, problemas entre sesiones, extremadamente lento, malas traducciones y poco empeño para conseguir herramientas multiplataforma (tan importante hoy día).

Sin duda contamos con alternativas mucho mejores donde no encontraremos todos estos problemas siendo igualmente servicios gratuitos. Esperamos que mejore en el futuro, aunque desde hace tiempo el proyecto pasa por una fase de estancamiento de la que no acaba de salir. En cualquier caso es una opción que merece la pena probar.

  • Share This