La PSP 3000, analizada

La PSP 3000, analizada
24 de octubre, 2008

La última revisión de la consola portátil de Sony ya está en la calle, y entre sus mejoras están sus dimensiones, más compactas, y una pantalla que ofrece mayor brillo y un mayor gamut de colores, aunque eso sí, con algun hándicap. La arquitectura interna de la consola hace que aparezca un efecto de entrelazado de líneas que puede resultar molesto a los usuarios en secuencias de movimiento rápido. Además hay otras ausencias.

 

La nueva consola portátil de Sony llega con algunas novedades relevantes: una pantalla teóricamente mejor, un micrófono integrado que podría impulsar su uso como terminal VoIP para el cliente de Skype existente para la PSP, y también una mejor salida de televisión para disfrutar de los juegos y películas o música almacenados en la PSP en una gran pantalla.

 

Fuente: Gizmodo

 

Sin embargo, las primeras reviews valoran de forma moderada esas mejoras internas, acompañadas por un diseño aún más estilizado y ligero que sigue conservando las mismas líneas que sus predecesoras. La PSP 3000 es una gran consola, afirman en Gizmodo, pero también avisan de que las nuevas pantallas pueden suponer un problema para algunos.

 

 

El problema reside en que los modos de reproducción de juegos y vídeo pueden hacer aparecer efectos de distorsión o entrelazado de líneas en escenas con mucho movimiento (tanto en juegos como en vídeo) lo que puede provocar el disgusto de los usuarios acostumbrados a una imagen quizá menos definida, pero también más “sostenida”. La nueva pantalla es más rica en colores y brillo, y el mayor consumo de ese componente se ve equilibrado por la reducción en el consumo del resto de componentes de la PSP 3000, pero ese problema con el vídeo puede ser crucial para algunos usuarios, aunque en Gizmodo creen que el efecto no es molesto en absoluto y que es cuestión de acostumbrarse. De hecho, no es un fallo de la pantalla, sino que es normal en este modo de reproducción.

 

 

Sin embargo, lo más preocupante a mi parecer, y que no comentan en Gizmodo, es que Sony sigue sin decidirse a incluir memorias internas de una capacidad respetable como complemento a la unidad UMD y a la ranura Memory Stick Pro Duo. Es una lástima que dos generaciones después de lo que fue la consola portátil original de Sony tengamos que seguir aguantando sin esa mejora fundamental que la convertiría además en un dispositivo multimedia aún más potente.

 

 

Cierto que las tarjetas MS pueden solventar esa carencia, pero dado el precio actual de estas memorias, probablemente muchos preferirían disfrutar de esa opción, que Sony podría complementar con un modo de juego desde memoria en lugar de UMD para acelerar los tiempos de carga. Esa sí sería una mejora notable, y que solo está accesible a los usuarios que modifican su firmware, una práctica muy extendida y que también aún no se sabe a ciencia cierta si también es factible en las PSP de la serie 3000.

 

  • Share This