Blu-ray cae en picado

Blu-ray cae en picado
29 de octubre, 2008

Las ventas de reproductores y películas en formato Blu-ray siguen siendo muy limitadas, y para tratar de impulsarlas los fabricantes están rebajando de forma drástica el precio de este tipo de soluciones. ¿Podrá eso salvar al Blu-ray? No lo parece, según algunos análisis en el mercado americano que sitúan su cuota de mercado en un casi absurdo 4%. Parece que tal y como comentábamos recientemente, este formato lo tiene crudo. 

 

Las grandes cadenas de tiendas de electrónica estadounidenses están tratando de levantar un mercado que está pasando por muchos apuros. Para ello están lanzando ofertas de venta de unidades básicas de reproducción del formato Blu-ray, y tanto Wal-Mart como Best Buy podrían reducir esos precios por debajo de los 150 dólares.

 

 

Algunos creen que esa medida y el hecho de que se acerca la campaña navideña podrían ayudar a impulsar una industria que no parece avanzar, pero otros no opinan lo mismo: el mes pasado tan solo el 4% de las ventas de películas en Estados Unidos fueron de Blu-ray Disc, según un estudio de Nielsen VideoScan. La mayoría de usuarios parecen suficientemente contentos con sus reproductores de DVD, pero hay otro problema aún más importante para el éxito de este formato: las descargas de contenidos en alta definición están calando hondo entre los internautas, y están suplantando a otros posibles medios de distribución de contenidos HD.

 

 

Todas estas circunstancias hacen que una vez más se vuelvan a confirmar todos los datos que ya analizamos en detalle en nuestro artículo especial, en el que también analizamos la situación del mercado en nuestro país. Lo que parece evidente que es este formato, que nació con la promesa de suceder al DVD, lo tendrá muy difícil si los usuarios no comprenden sus beneficios y si la industria no abarata unos precios que aún no compensan a esos usuarios. Es evidente que la producción de un disco BD tiene un coste superior al del DVD, pero si la industria no equipara los precios, acabará perdiendo un mercado en el que se ha invertido mucho tiempo, dinero y esfuerzos.

 

  • Share This