Tu PC para detectar terremotos

Tu PC para detectar terremotos
1 de noviembre, 2008

Un proyecto de la universidad de Stanford y la de California Riverside llamado Quake Catcher Network pretende utilizar una red de ordenadores propiedad de voluntarios para crear una red mundial de detección de terremotos. La iniciativa recoge la idea que ya se utilizó en el famoso proyecto SETI@home que analiza señales de radiotelescopios en busca de inteligencia extraterrestre con una red de ordenadores voluntarios. 

 

Los “cazadores de terremotos” pretenden desplegar una red de ordenadores por todo el mundo utilizando voluntarios tanto con ordenadores domésticos como en escuelas y centros educativos de todo el mundo. Es una iniciativa parecida a la puesta en marcha por el proyecto SETI@home, para la búsqueda de señales de inteligencia extraterrestre mediante el análisis de señales de radiotelescopios. El objetivo de la red QCN es el de crear un sistema que alerte de forma mucho más inmediata de la evolución de un fenómeno sísmico tanto para su estudio como para advertir a las autoridades con tiempo suficiente para tomar medidas. La iniciativa proviene de la universidad de Stanford y de la California riverside, que han dispuesto una página web donde podemos informarnos de la Quake Catcher Network y participar en su red descargándonos el software correspondiente, tanto para Windows como para Mac. También proporcionan material educativo para escuelas con un software no conectado a la red QCN con el que pueden simular terremotos y obtener información sobre ellos.

 El sistema de Quake Catcher Network se basa en el software de computación distribuida BOINC de la universidad de Berkeley y en Google Maps para posicionar el ordenador en la red. El programa es capaz de recibir información de sensores basados en acelerómetros. En el caso de los portátiles modernos  muchos modelos como los MacBook de después de 2005 o los Thinkpad de después de 2004, disponen de acelerómetros diseñados para detectar golpes o movimientos bruscos y aparcar los cabezales de los discos duros para que no se deterioren. El software de la QCN es capaz de utilizar estos sensores para detectar fenómenos sísmicos. El programa puede ser útil incluso tras un terremoto en el que no haya corriente eléctrica, porque almacenará los datos que irá recogiendo el portátil que seguirá funcionando con la batería y enviará esos resultados para su estudio cuando se restablezca la conexión a la red.

 

 

 

En el caso de ordenadores de sobremesa es posible adquirir un sensor USB por 50 dólares que dispone además de una brújula, pues es importante que el ordenador esté orientado correctamente para mejorar la detección de los terremotos. En el caso de una escuela o institución educativa, también se puede solicitar un sensor subvencionado. Para prevenir interferencias como el tecleo, el sistema sólo se pone en funcionamiento cuando el ordenador no está en uso. Cuando la red crezca más, también será posible prevenir errores comparando resultados de miembros de la red en la misma zona. En la actualidad la red se compone de 1.500 portátiles y el último terremoto que ha detectado ha sido en Los Ángeles el 30 de Julio y alcanzó 5,4 puntos en la escala Richter.

 

 

Tal y como explican en la página web, una red se sismógrafos de este tipo si fuera lo suficientemente extensa podría ser incluso más eficaz que sismógrafos científicos con precios que van desde los 10.000 a los 100.000 dólares. Los acelerómetros no son tan sensibles como los sismógrafos, pero permiten actuar con rapidez en caso de terremotos de cierta intensidad y comprobar la evolución de la onda sísmica. En España solamente existen dos miembros de la red QCN que no es probable que registren mucha actividad.

 

 

 

 

  • Share This