El retraso de USB 3.0

El retraso de USB 3.0

En la conferencia de WinHEC Microsoft se ha quejado de los problemas que está acarreando el retraso de la especificación USB 3.0. Aunque espera que se firme este mes, la compañía no podrá incorporar compatibilidad USB 3.0 en la versión final de Windows 7. Según los cálculos de Microsoft, los fabricantes podrían recibir en 2009 las especificaciones firmadas y hasta 2010 no prevén que se fabriquen dispositivos a gran escala.

 

El WinHEC de Microsoft está dando para muchas cosas, entre ellas para enterarnos del estado de la evolución del estándar USB 3.0 que Intel ya publicara a mediados de agosto, está sufriendo cierto retraso. Según hemos podido leer en Cnet, en una de las presentaciones de la feria el representante de Microsoft Lars Giusti revelaba que la especificación aún no había sido aprobada y que se esperaba que lo hiciera más adelante este mismo mes. Este retraso, según Giusti, tendrá una consecuencia inmediata “no tendremos soporte para USB 3.0 en Windows 7” el problema es que debido entre otras cosas a la no disponibilidad ni siquiera de prototipos de dispositivos con este estándar, con lo que se hace imposible el desarrollo de compatibilidad para el sistema operativo.

 

 

Giusti marcó un calendario de implantación de USB 3.0 según las estimaciones de Microsoft que contemplaba que los fabricantes recibieran las especificaciones aprobadas en 2009 y que se tendría que esperar a  2010 para ver controladores, dispositivos y sistemas compatibles con USB 3.0 y SuperSpeed. Microsoft aún no ha decidido qué sistema operativos actualizará para que sean compatibles con USB 3.0, aunque todo apunta a que se trabajará con Windows Vista y Windows 7.

 

  • Share This