Windows 7 soluciona problemas

Windows 7 soluciona problemas

Una de las funciones que se han incorporado y que podemos ver en la pre-beta de Windows 7 es el apartado de solución de problemas del sistema. Se trata de un sistema muy avanzado y eficaz de diagnósticos y solución de problemas. Lejos de limitarse a pequeños cambios en la configuración de Windows, el sistema realiza un completo diagnóstico y modifica valores de los componentes hardware del sistema mediante potentes scripts.

 

Dentro de las novedades de Windows 7 que hemos podido conocer gracias a la documentación y las presentaciones de Microsoft es el nuevo sistema para la solución de problemas tanto de software como de hardware. La primera de las herramientas de las que dispondrá el nuevo sistema para la detección y resolución de errores es la llamada “Problem Steps recorder”, que permite a los usuarios reproducir y almacenar cómo se ha producido cualquier problema o fallo en el sistema. Cada paso queda almacenado en una captura de pantalla acompañada por los registros de configuración y del estado del sistema. Este informe se entrega en formato compacto y comprimido para poder enviarlo al servicio técnico. Así es muy sencillo reproducir exactamente qué ha pasado. También se ha añadido mayor eficacia al “Windows Recovery Environment“. Ahora esta partición se crea automáticamente al instalarse el sistema y los usuarios tienen acceso a ella.

 

 

Sin embargo una de las funciones de resolución de problemas sea la “Windows Troubleshooting Platform“, un conjunto de aplicaciones y herramientas que permiten la detección y resolución de muchos problemas no sólo de Windows sino también de hardware de una forma eficaz y sencilla. Así como suena detección automática parece lo de siempre, una serie de consejos para el usuario y un puñado de herramientas básicas, pero el sistema va mucho más allá. Se trata de un entorno de diagnósticos y resolución de problemas totalmente flexible, ya que se basa en scripts, programas que pueden ser añadidos a la plataforma de forma sencilla por parte de los fabricantes de hardware y software.

 

 

De esta forma no hará falta la instalación de un programa independiente de diagnósticos, sino simplemente desarrollar los scripts correspondientes. Windows 7 proporciona un entorno gráfico para que los proveedores y fabricantes puedan desarrollar paquetes de diagnóstico y resolución de problemas para sus productos que creará automáticamente los scripts necesarios que se integrarán en la plataforma de resolución de errores. Esto abre una nueva forma mucho mas eficaz de centralizar en el sistema operativo las tareas de detección y resolución de problemas, que se enriquecen con la aportación de los propios fabricantes.

 

 

Estas funciones ya se encuentran activadas en parte en la pre-beta distribuida por Microsoft. En el blog de IstartedSomething han puesto a prueba esta plataforma de resolución de errores con muy buenos resultados (las imágenes corresponden al artículo de ese blog) La plataforma por lo visto no es accesible directamente, hay que acudir al directorio Windows/diagnostics/system y poner en marcha los programas individualmente. El sistema de diagnóstico detectó, en el caso de la prueba realizada por este blog, problemas de energía con el disco duro de fueron localizados y solucionados de forma automática.

 

 

No se trata de desfragmentar o eliminar archivos innecesarios, sino de una intervención directa sobre el “burst ignore time” del disco duro, una función muy a nivel del hardware. En la captura del blog podemos ver incluso el script en lenguaje Windows Powershell 2.0 que permite detectar y solucionar el mencionado problema. La corrección de errores parece ser otro de los elementos que va a contribuir a proporcionar una mejor experiencia de usuario, el caballo de batalla de Microsoft con esta nueva versión.

 

  • Share This