Kingston DataTraveler HyperX

Kingston DataTraveler HyperX
10 de noviembre, 2008

Si hay un mercado donde los precios bajan tan rápido como suben las prestaciones ese es el de las memorias flash. Una de las marcas punteras en este campo, Kingston, nos trae un pendrive de alto rendimiento que analizamos en el laboratorio técnico. El Data Traveler HyperX cuenta con 8 Gbytes de capacidad y es compatible con la función ReadyBoost de Windows Vista.

 

DataTraveler HyperX

 

La serie DataTraveler de Kingston es bien conocida por los profesionales que necesitan pendrives de alta calidad para mover sus datos. Tenemos entre manos el último modelo de la misma, con una capacidad de 8 Gbytes y un diseño muy moderno, en tonos negros y azul metalizado. La calidad de construcción es excelente y no tiene capuchón sino que podemos extraer el puerto USB desplazando una pestaña en el lateral de forma que, cuando no se usa, el puerto queda totalmente protegido.

 

Detalles como los remates en goma negra que mejoran el agarre del dispositivo o la solidez del sistema de desplazamiento diferencian a este pendrive de otros más económicos y con la misma capacidad, pero peor resueltos a nivel de hardware. Con las cantidades de datos que podemos almacenar a día de hoy en un pendrive de alta capacidad cada vez cobran más importancia aspectos como el diseño,  la durabilidad de los materiales o el software de seguridad que incluyen.

 

Precisamente este último punto es la única decepción que nos ha dejado este producto de Kignston. La compañía no incluye ningún software de encriptación y/o copia de seguridad (que, curiosamente, sí llevan otros dispositivos de la serie DataTraveler). Es cierto también que el producto está orientado a usarlo con la función ReadyBoost de Windows Vista y que, buscando un poco por Internet es sencillo dar con soluciones para aportar seguridad a nuestros datos (incluso software freeware) pero nos hubiera gustado que Kingston lo incluyera o que al menos mantuviera la compatibilidad (no es posible usar el software propio de Kingston en este dispositivo).

 

 

El producto se presenta en el clásico blister de plástico, junto con un pequeño manual. Como detalle comentar  que incluye una suscripción de 10 días para el famoso juego on-line “World of Warcraft”.

 

Nuestras pruebas

 

Para evaluar el rendimiento de este tipo de dispositivos solemos usar HT Tune Pro, que mide las velocidades de transferencia, y Sisoft Sandra Professional, que además de ofrecer multitud de datos permite realizar comparativas con productos similares.

 

 

 

 

 

Los resultados de la unidad son excepcionales, alcanzando los 30,03 MB/s en lectura y los 19,8 MB/s en escritura. En tiempo de acceso medio se sitúa en 0,8 ms. Estas condiciones lo hacen óptimo para cualquier tipo de uso, desde un mero almacén de datos hasta para acelerar Windows Vista (es plenamente compatible con la función ReadyBoost, que permite usarlo como memoria del sistema) o para utilizar aplicaciones portables.

 

Hablando de los resultados con ReadyBoost las pruebas han sido, en general, satisfactorias, aunque el incremento total del rendimiento depende de cada situación concreta. Esta tecnología funciona notablemente mejor con archivos pequeños (aunque sean varios ) que con los más pesados y debemos tener en cuenta que si decidimos usarla perderemos la funcion original del pendrive, guardar datos.

 

El incremento de rendimiento usando el DataTraveler HyperX se nota más en procesos como el cambio de sesión de Windows, salida de la hibernacion, cambiar entre ventanas de navegados o cargar nuevos niveles en los juegos. Notaremos más mejoría cuanta menos RAM tengamos en el equipo (en general el sistema operativo se mueve con mayor agilidad). Trabajando con archivos grandes (imágenes pesadas o vídeos) no notaremos mejoras apreciables.

 

¿Merece la pena destinar un pendrive a ReadyBoost? Depende de varios factores. Por un lado,  de las posibilidades de ampliación del equipo. Si podemos ampliar la RAM de forma sencilla debemos decantarnos por esta opción. Si tenemos, por ejemplo, un portátil que no podemos ampliar y queremos “revitalizar” el comportamiento del equipo puede ser una opción práctica y económica. El otro factor determinante es el software que usamos. Como hemos comentado no todas las aplicaciones se ven beneficiadas por igual de la tecnología ReadyBoost.

 

Conclusiones

 

El Kingston Data Traveler X es un producto de alta calidad, con un rendimiento fantástico y a buen precio (13,40 euros). Aunque podemos encontrar en el mercado productos con la misma capacidad de marcas “extrañas” realmente pensamos que compensa pagar un poco más y hacerse con un dispositivo de garantías. Lo que está en juego, al fin y al cabo, son nuestros preciados datos.

 

  • Share This