LG S510, un portátil total

LG S510, un portátil total
16 de noviembre, 2008

Una propuesta enfocada al consumo que ofrece de todo y a la última: Core2Duo  a 2,53 GHz, 4 Gbytes de RAM DDR3, sonido surround, conectores HDMI y e-SATA, seguridad por huella dactilar, un buen conjunto de software propio, teclado ampliado, disco SATA  de 320 Gbytes. Todo empacado en una carcasa con pantalla retroalimentada de 15,4 pulgadas y un diseño austero pero eficaz. Es el LG S510, el portátil total.

 

Los coreanos de LG tienen merecida fama de fabricar productos a la última cuidando al máximo el diseño. En el caso del portátil que nos ocupa, esto se cumple a medias. El LG S510 integra todo lo que se le puede pedir a un portátil estándar de un fabricante de primera línea: lo último en componentes, una pantalla de primera, garantía ampliada, software propio o de terceros para amplificar las posibilidades del equipo y todo a un precio muy comedido: poco más de 1.100 euros.

 

Es cierto que no alcanza el toque de distinción de los MacBook Pro o de los Sony Vaio pero, a cambio, su relación calidad precio es insuperable. Entonces…¿donde falla el equipo? En pequeños detalles, pero valioso para los consumidores más exigentes, como la estética, los acabados, el ruido de fondo del ventilador o la escasa duración de la batería. Puntos en los que LG debería incidir para futuras propuestas.

 

 

 

 

A nivel de hardware no hay peros que valgan con este equipo: gobernado por un Intel Core2Duo a 2,53 MHz, el LG S510 mueve sin problemas todo un Vista Home Premium  y varias aplicaciones a la vez. Claro que también ayudan sus 4 Gbytes de RAM  DDR3 y un disco duro rápido SATA de 320 Gbytes aunque algo más ruidoso de los que nos gustaría. Una configuración pensada en el ocio multimedia (como resalta la calidad de su sistema de sonido o el conector HDMI integrado) pero eficaz en el terreno de los negocios si se busca un portátil potente y funcional sin grandes exquisiteces.








 

Vayamos por partes


Una vez desembalado de una caja en la que no falta de nada (manuales, software con sus discos, accesorios…), la primera sensación al arrancar este portátil es su robustez y la calidad de su pantalla. No en vano LG es uno de los grandes en la producción de paneles LCD y eso se nota en el equipo. El apartado gráfico se ha resuelto con brillantes eligiendo una potente NVIDIA GeForce 9600M GT. Merece la pena destacar el nivel de brillo que alcanza el panel haciéndolo legible incluso en entornos a plena luz del sol.  La resolución ofrecida es WXGA+.

 

Las dimensiones y el peso, poco más de 2,5 kilos, definen a este portátil como un modelo estándar eso sí, como veremos más adelante, con muchos pluses.

 

 

 

 

La importancia del teclado

 

El tacto del teclado es duro y poco silencioso. La respuesta de las teclas es precisa y las dimensiones correctas. Cuenta con keypad numérico, algo que valorarán bastante los que hagan uso intensivo de los números. Como hemos dicho, los plásticos de la carcasa son negros, nada espectaculares. Esto no quita para reconocer su calidad y su apariencia de aguantar muchos aporreos.

 

El touchpad es agradable de manejar, preciso y sobre todo su botón no es ruidoso (algo que , inexplicablemente, algunos fabricantes siguen sin cuidar). Los conectores externos (2 USB 2.0, HDMI, e-SATA, red Ethernet,VGA…) así como los controladores de volumen, se encuentran en los laterales, no en la trasera. Aun así, son bastante accesibles y están situados de forma lógica.

 

 

En esta panoramica se puede ver el frontal derecho donde además de los componentes descritos antes encontramos la entrada para módem (¿alguien la usa?), el replicador de puertos, la entrada de Express Card y el lector de tarjetas 6 en 1.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el otro lateral se encuentran los dos únicos puertos USB 2.0 (se echan en falta más pues a la que se enchufa un ratón y una impresora ya están ocupados), las salidas de sonido, el control de volumen y la grabadora de DVD 8x de la propia LG.


Ventiladores y batería

 

Por abajo se accede a la batería, memoria y disco duro de una forma simple, sin tornillos. El ventilador tiene salida por la parte trasera y como hemos dicho al principio es algo ruidoso. Se pueden controlar dos modos de actuación desde la BIOS. En modo Silencio se comporta mejor pero a costa de ir más lento.

 

La batería rinde lo normal en estos dispositivos. en condiciones de trabajo es difícil sacarle más de dos horas y media. Si se accede a contenido multimedia (por ejemplo ver un DVD) a las dos horas entra ya en modo hibernación. Para optimizarla cuenta con una utilidad, Batery Mixer que nos permite elegir entre varios perfiles de usuarios.

 

Componentes de lujo

 

Como hemos repetido varias veces, los componentes son a la última: webcam de dos megapíxeles integrada (siguiendo la moda actual, en la parte superior de la carcasa) que incluye micrófono, altavoces muy eficaces que integran un sistema de sonido denominado SRS TruSurround HD, grabadora LG que responde perfectamente, lector de huellas dactilares…

 

La calidad del módulo WiFi es de primera. Integra un chip Intel WiFilink 5300 y una triple antena Exxaband integrada en carcasa que permite coger toda red que esté en nuestro área de influencia. En el terreno del Bluetooth integra un chip BlueCore que le permite operar sin problemas con dispositivos inalámbricos.

 

 

 


 La importancia del software

 

El portátil viene bien acompañado de un conjunto de utilidades propias o adaptadas por LG que optimizan el rendimiento del S510.  A destacar Infineon Security Platform, un suite de seguridad que blinda nuestro portátil frente a extraños,  LG Smart Recovery para recuperar nuestra configuración original, LG Magnifier (amplifica el tamaño de visión en el recuadro que seleccionemos),  el centro de control Omnipass o el ya comentado BateryMixer.

 

Sobrado de potencia

 

Como ya hemos dicho, la configuración de serie permite al LG S510 moverse perfectamente por las aplicaciones típicas de Windows. En el tiempo de análisis hemos probado todo tipo de  aplicaciones gráficas, de diseño, ofimáticas, de desarrollo web…,  incluso simultáneamente sin problema alguno.

 

En la evaluación de la experiencia de Windows, el LG s510 obtiene un 5,2, penalizando como puntación más baja el acceso a disco. Por lo demás, los otros apartados rozan el 6. El procesador, un contrastado Core2Duo a 2,53 MHz y la tarjeta gráfica de NVIDIA  GeForce 9600 GT, tienen mucho que decir ante estas cifras.

 

 

En la batería de test 3DMark 06 obtiene 5835 puntos, un resultado muy por encima de la media.

 

Conclusiones

 

Un portátil sobrado de potencia para hacer frente a la informática actual. LG debe esmerarse en la carcasa, mejorar la batería con una de mayor duración y pulir algunos detalles para hacer un portátil verdaderamente competitivo tanto para el hogar como para el profesional.

 

Su precio, de poco más de 1.100 euros lo posiciona en la gama media. En definitiva, nos ha entrado más por su comportanmiento en el día a día que por los ojos. Pero al final eso y la fiabilidad es lo que cuenta y muchos usuarios lo valorarán.

 

  • Share This