Sony Ericsson Z770i

Sony Ericsson Z770i
16 de noviembre, 2008

Un móvil de formato concha, elegante diseño, pantalla de alta resolución, batería de larga duración, teclado minimalista y casi todas las funciones que un usuario en 2008 puede esperar: cámara, radio FM, MP3, conectividad 3G HSDPA que nos permite navegar por la red con total comodidad… Una alternativa interesante a los smartphones por su peso y su auténtica condición de móvil tradicional.

Sony Ericsson sigue apostando por formatos de móviles convencionales eso sí, cargados de tecnología hasta los topes. Y es que no hay que olvidar que pese a sus innegables ventajas no todo el mundo necesita ni le gusta un smartphone. Más del 80 % de las ventas en nuestro país se las reparten estos móviles tradicionales, cuyo tamaño y precio es más acorde con el bolsillo de los españoles y pueden conseguirse por muy poco dinero a través de los operadores.

El nuevo modelo de Sony Ericsson cumple esa premisa. Bajo un formato tipo concha esconde una máquina con conectividad 3G que permite ver el correo, navegar dirigido por Google Maps o escuchar la radio o nuestros MP3 con una calidad muy decente gracias a la experiencia de Sony en todo el tema audio. Y todo por un coste alto pero no prohibitivo. Y es que libre, este móvil no llega a los 300 euros.


Un prototipo con varios nombres

La verdad es que al ponernos a trabajar con esta únidad etiquetada como prototipo con las sigla SE123, casi nos volvemos locos pues ni estaba documentada en la web de Ericsson ni había casi referencias en la Red. Hasta descubrimos que era un esperado modelo -por la escasez existente de móviles de gama ancha tipo concha- desde mediados de 2006. Ahora su nombre oficial es Sony Ericsson z770i y lleva a la venta muy poquito tiempo.

El Z770i engaña a primera vista. Parece un móvil al estilo del mítico StarcTac de Motorola: bonito, práctico, diseñado para hablar. Lo primero que llama la atención al encender este móvil es la calidad de su pantalla, una TFT de 262.000 colores. A través del vídeo demostración, vemos que puede reproducir un montón de formatos en alta calidad. También pusimos a prueba, y la superó, la calidad de sus altavoces externos.

El móvil, como es ya usual en los formatos concha, cuenta con una segunda pantalla monocromo, para informar cuando el dispositivo está cerrado de la hora, mensajes recibidos, etc.

La unidad recibia en el Laboratorio de MuyComputer incluía lo que véis en la foto: el móvil, la batería, los auriculares y el cargador. Y ni un manual. Estamos convencidos que en las unidades a la venta se incluyen manuales, discos con programas para facilitar la conexión al PC (algo imprescindible hoy día). Lo que estamos seguros que incluirá es el cable entre el conector propietario de Sony Ericsson y el USB 2.0 de nuestro ordenador.

La batería, de polímeros de lítio, trabaja bien dando soporte sin problemas a una jornada laboral aunque se haga uso intensivo del mail. Según el fabricante, da 8 horas y media de conversación neta.

Uno de los puntos fuertes de este móvil, y de casi todos los Sony Ericsson, es la calidad del audio. En este caso, además de incluir los MegaBass, PlayNow y demás aplicaciones propietarias que perfeccionan el sonido de salida, merece la pena destacar los cascos incluidos, bastante buenos. La música se almacena, obviamente, en la memoria Memory Stick que hay que insertar en el móvil y que no está incluida. En la actualidad se pueden meter tarjetas de hasta 8 Gbytes.

El Z770i cuenta con una cámara de 2 megapíxeles. Es suficiente para sacarnos del paso ante cualquier compromiso típico, pero este es un aspecto muy mejorable por la disponibilidad de sensores de mayor resolución Es capaz de sacar videoclips cortos de vídeo, algo muy útil para captar el momento.

El teclado encandila por su diseño. Estampado en la plancha metálica, se retroilumina en tonos azulados al operar sobre él. Cumple bien, aunque hasta que se domina la forma de navegar por los menús pasa un tiempo. Clave para esto es el botón central, muy sensible, desde el que gobernamos el móvil. El teclado es predictivo, algo muy útil para contestar SMS o mails desde el móvil. Eso sí, este móvil es idóneo para ver mails y para contestar con monosílabos. Para usos más intensivos aconsejamos otros modelos.


El software, lo más importante

El software de navegación por las utilidades típicas del móvil (agenda, calendario, alarma, juegos, etc.) es el propio de Sony Ericsson. Así que los adictos a la marca les costará muy poquito gobernar el móvil. Los nuevos también se harán pronto con el dispositivo ya que el acceso a los menús es muy predecible. Además de lo habitual, el Z770i incluye aplicaciones curiosas como un reconocedor de música, una especie de PowerPoint para crear presentaciones o una aplicación para hacer videoblogs desde el móvil.

Como solución para navegar por Internet utiliza una aplicación propia, NetFrom, totalmente compatible con la mayoría de las páginas. Eso sí, la visualización, buena, no puede competir con la de los smartphones. Otra cosa es cuando se navega por páginas adaptadas para móviles. En cambio los correos electrónicos se visualizan perfectamente, incluso los basados en HTML. Por supuesto, como decíamos al principio, el móvil ofrece conexión HSDPA lo que permite un uso intensivo y de calidad de Internet.

Nosotros no lo hemos podido probar por el carácter de prototipo de la unidad testeada, pero según el fabricante el Z770i puede actuar como módem lo que unido a su inclusión del chip 3G HSDPA, puede ser una buena alternativa para profesionales que necesiten conexión de banda ancha móvil.

.

En definitiva, estamos ante un móvil que ofrece mucho más de lo que esconde su estilizado diseño y que seguro que será objeto de deseo para los incondicionales de la marca. Se comercializa en tres colores (grafito, rojo y el que nosotros hemos probado, denominado pomposamente Exquisite Golden) y su precio en el mercado libre ronda los 300 euros. A nosotros nos ha gustado.

  • Share This