Nero 9, todo en uno

Nero 9, todo en uno
19 de noviembre, 2008

Sin perder el espíritu que ha hecho de Nero la suite de grabación más reconocida en los últimos años, esta entrega destaca por ofrecer mayor compatibilidad, fiabilidad y cantidad de aplicaciones adicionales.

 

Las novedades de esta nueva evolución, aunque no se pueden calificar de numerosas, sí que mejoran de forma significativa el software respecto a lo visto en versiones anteriores, en especial en lo que se refiere en creación y publicación multimedia.

 

 

 

La pantalla de bienvenida, simple y completa a la vez.

 

En Nero 9 destacan todas las novedades en el apartado multimedia. En especial llama poderosamente la atención el denominado Nero Live que, si se dispone de una sintonizadora de TV, permite realizar grabaciones tipo PVR y pasarlas en el momento en un formato óptico. Además, todo ello de forma muy sencilla e intuitiva (aunque, todo hay que decirlo, las ayudas en pantalla de Nero no son precisamente las mejores).

 

 

Antes de empezar a disfrutar del programa apreciamos uno de los mayores problemas de esta aplicación: el largo proceso de instalación (dura más de 15 minutos). Se puede explicar por el gran número de programas adicionales que incluye y aunque es un proceso que se realizará muy pocas veces, no deja de ser un aspecto claramente mejorable en futuras versiones.

La interfaz de la suite ha mejorado de forma ostensible y, ahora, se adapta a la perfección al entorno Windows Vista. Desde la versión 7 de este software las mejoras en este apartado son excelentes y cualquier persona que utiliza el programa es capaz de manejarlo con soltura en menos de cinco minutos. En esta nueva entrega, destaca en especial que los menús permiten un acceso rápido a todas las herramientas que se incluyen (incluso la que se utiliza para realizar copias de seguridad que, por cierto, ha mejorado mucho tanto en el tiempo que tarda en realizar el trabajo como en la cantidad de opciones que ofrece).

 

 

Como es habitual en Nero, la cantidad de información que ofrece al realizar los procesos de grabación y de los discos que se van a utilizar no tiene rival en la actualidad (Roxio, su gran rival queda bastante lejos aquí). Sin duda, las aplicaciones incluidas a tal efecto son las mejores del mercado. Además, en esta ocasión se ha proporcionado una herramienta de análisis del sistema que a más de un usuario le sacará de un buen apuro a la hora de conocer el hardware que tiene instalado.

 

 

En el apartado específico de las copias, Nero no decepciona, conservando su merecida fama de ser el mejor software de grabación que existe en la actualidad. La compatibilidad con los formatos de discos DVD y CD-ROM es total y la velocidad que permite establecer en las copias sin que las memorias intermedias se vean afectadas es excelente. Por cierto, que las herramientas de creación son muy buenas y se han pulido de tal forma que con tres simples pasos es posible terminar un proceso con una muy alta calidad. Eso sí, la cantidad de imágenes que reconoce el programa no es la más amplia posible y, por ejemplo, no permite trabajar con los tipos BIN o UDI.

 

 

 

Los requisitos mínimos de esta aplicación son bastante reducidos, no precisa más que una CPU Pentium III a 1 GHz y 512 Mbytes de memoria RAM, aunque es más que recomendable de al menos 1 Gbytes, y un procesador de doble núcleo para que la rapidez de ejecución sea aceptable.

 

Para finalizar, merece la pena destacar que se incluyen aplicaciones de recodificación de archivos comprimidos tanto de vídeo como de audio, denominadas Nero Recode (siempre que se disponga del CODEC necesario, claro). Éstas, al contrario de lo que suele suceder habitualmente, no ofrecen dificultad alguna ni en aprendizaje ni en el uso. Además, permite extraer información de cualquier tipo de disco. Por lo tanto, comprimir las imágenes del último viaje realizado o normalizar de nuevo alguna película DivX de unas vacaciones es posible y, evidentemente, se puede grabar a posteriori en un DVD con un formato de vídeo reconocido y compatible con todos los reproductores actuales.

 

 

Otra de las mejoras que se aprecian en esta nueva versión de Nero es la calidad al trabajar con archivos de audio. Tanto la normalización como la gestión es excelente. Y quizá lo más importante es la compatibilidad con todo tipo de archivos comprimidos y que la rapidez con la que se realizan todos los procesos es elevada. Además, dispone de herramientas adicionales que posibilitan la creación de carátulas y, también, es compatible con la tecnología LightScribe, que permite serigrafíar directamente el disco en el caso de que tanto grabadora como oblea así lo permitan.

En definitiva, esta aplicación, como siempre, ofrece todo lo que se espera de ella y mucho más. Sin duda, Nero continúa siendo la mejor suite de grabación que existe en el mercado actual tanto por la calidad que ofrece a la hora de realizar copias como por el número y tipo de aplicaciones adicionales que incluye.

 

  • Share This