Tesla, supercomputador de NVIDIA

Tesla, supercomputador de NVIDIA
23 de noviembre, 2008

El gigante de la fabricación de GPUs ha lanzado una nueva serie de supercomputadoras Tesla. La serie 10 de este tipo de máquinas hace uso de nuevas tarjetas gráficas y de la tecnología CUDA para lograr un rendimiento asombroso. Aunque no están dirigidas a la mayor parte de los usuarios, la computación HPC es cada vez más accesible al público general, y más y más herramientas de propósito general están disponibles.

 

NVIDIA ya presentó sus primeras supercomutadoras domésticas Tesla Serie 8 en junio de 2007: en aquel momento estaban disponibles tanto la gráfica Tesla D870 como la solución Tesla C870 y el módulo Tesla S870 en formato rack, todas ellas soluciones que en aquella ocasión disponían de una potencia de cálculo enorme para la época pero cuyas aplicaciones prácticas eran muy limitadas.

 

 

Hoy esas aplicaciones prácticas han crecido de forma importante gracias al avance del compilador CUDA, que permite convertir código de propósito general en ejecutables que no sólo sean procesados por una CPU convencional, sino también por las GPUs de NVIDIA que encontramos en las gráficas GeForce. NVIDIA ha estado tratando de impulsar este mercado con soluciones como PhysX, el motor de física para juegos que está implementado a través de esta tecnología. Sin embargo, no será ni mucho menos la herramienta más importante en este sentido.

 

De hecho, la nueva Serie 10 de NVIDIA Tesla aprovecha esta tecnología de forma más potente: el Tesla Personal Supercomputer se puede encontrar por menos de 10.000 dólares y consta de 4 procesadores Tesla C1060, que aunque tengan aspecto de tarjeta gráfica, no tienen salidas de vídeo, sino que son GPUs específicamente dedicadas a la supercomputación.

 

 

Cada una de estas GPUs consta de 240 núcleos de procesamiento de flujo (Stream Processors), y llegan a ofrecer aproximadamente 1 teraFLOPS para cálculos de precisión simple y unos 80 gigaFLOPS para cálculos de coma flotante con doble precisión. Las configuraciones varían, y podemos encontrar tanto esas tarjetas C1060  con formato de las gráficas tradicionales, como los módulos S1070 en formato rack que se combinan para que ciertos fabricantes ofrezcan estaciones de trabajo personalizadas para nuestras necesidades.

 

  • Share This