Chrome quiere crecer mucho más

Chrome quiere crecer mucho más
24 de noviembre, 2008

El navegador de Google podría salir de la fase beta el próximo mes de enero según el vicepresidente de Google, que además confesó que están estudiando varios medios de distribución del software para mejorar su cuota de mercado. Aunque Google Chrome inició sus pasos con un crecimiento sorprendente de cuota de mercado, actualmente se sitúa por debajo del 1%, y en Google pretenden llegar mucho más allá, como es normal. 

 

Cuando Google Chrome apareció en escena el pasado 2 de septiembre muchos tuvimos la certeza de que Google estaba apostando fuerte por su navegador web. El análisis de sus prestaciones demostraba que estábamos ante un desarrollo muy interesante, aunque no exento de defectos, y que pronto evolucionaría hacia un producto mucho más pulido.

 

 

Y eso es lo que se ha confirmado con las declaraciones de Sundar Pichai, uno de los máximos directivos de Google, que concedió una entrevista a The Times en la que comentó que querían avanzar en la cuota de mercado de navegadores, y para ello “probablemente realicemos acuerdos de distribución. Podríamos colaborar con algún OEM (Original Equipment Manufacturer) y lograr que venda sus ordenadores con Chrome preinstalado“.

 

 

Eso sin duda podría representar una gran ayuda para este navegador, que comenzó su andadura realmente fuerte logrando llegar a un 3% de cuota en los primeros días de su lanzamiento, pero que pronto acusó ausencias relevantes como la falta de las útiles extensiones y complementos de Firefox. Esa y otras razones hicieron que Chrome redujera su cuota a la actual, que ronda el 0,7% y que se sitúa en la línea de otros desarrollos como Opera o Netscape.

 

Y ese acuerdo con OEMs podría ser muy significativo: como indican en Ars Technica, las estadísticas sugieren que la mayoría de los usuarios no tienen demasiado interés en cambiar de navegador una vez encienden su ordenador, de modo que si les preinstalan uno con el que más o menos están cómodos, es probable que se mantengan fieles a él. Es lo que sucedió con Internet Explorer cuando Microsoft comenzó a integrarlo en Windows, y ahora Google parece querer seguir ese camino.

 

  • Share This