Windows 7 gastará menos

Windows 7 gastará menos

Según los detalles que se han podido recoger de las distintas presentaciones de Microsoft y sobre todo de una sesión específica de WinHEC, Windows 7 gastará mucha menos energía que Vista y la autonomía de los portátiles mejorará sensiblemente. Los desarrolladores del nuevo Windows han explicado con pelos y señales en qué están trabajando y qué han conseguido ya al respecto con resultados medibles.

 

Ya en el PDC el Gabriel Aul del “Windows Performance Team” planteaba claramente en su presentación “Raising the bar“: Los portátiles tendrán una mayor duración de la batería con Windows Vista. En el WinHEC 2008 Jon DeVaan mostraba que el consumo de energía al reproducir un DVD en Windows 7 era hasta un 15 por ciento menor en Windows 7 que en Vista. Para completar esa información hemos consultado una presentación específica del WinHEC sobre ahorro de energía y hemos descubierto las múltimples técnicas que empleará el nuevo sistema para obtener una mayor autonomía y un menor consumo. Portátiles que disponen de más horas de funcionamiento sin conectarse a la corriente, pero también ordenadores se sobremesa que consumen menos. Ahorro energético y mayor respeto por el medio ambiente.

 

Uno de los factores para conseguir este ahorro es que el código de Windows 7 facilita que los componentes entren de forma más fácil en modo de ahorro de energía. Entre otras cosas el sistema detiene los núcleos del procesador que no sean necesarios para la aplicación que estamos utilizando. Se implementa un estado durmiente para las unidades SATA para que consuman aún menos en reposo. En lo que respecta a los puertos USB se reduce la frecuencia del temporizador de mantenimiento y se corta la energía de los mismos si no están en uso. También establece un modo de espera para la red WiFi si no estamos conectados a redes inalámbricas.

 

 

También se ha ajustado el temporizador del sistema, que se ha modificado a 15,6 milisegundos en vez de 1 milisegundo de Vista. Esto reduce el número de veces por segundo que se ejecutan procesos periódicos ligados al temporizador, por lo que ese tipo de procesos consumirán menos energía. En teoría sólo con este cambio se podría mejorar el consumo de energía en un 10%.

 

Por otro lado las mejoras en el rendimiento y en el inicio del sistema también podrán incrementar la duración de la batería. Los servicios que se ejecutan al inicio son menores y el sistema arrancará muchos de los servicios solamente si es necesario. Algunos de los servicios que se ejecutarán sólo en ciertas situaciones: el servicio Bluetooth sólo se iniciará si está activada la radio o el servicio de BitLocker, que sólo arrancará si se detectan volúmenes creados con esta aplicación.

 

También hemos visto otras tecnologías que pueden contribuir al ahorro de energía como el manejo de sensores de luz para ajustar el brillo de la retroiluminación de la pantalla. El sistema también reducirá la luminosidad tras un período de inactividad. También se ha modificado el funcionamiento de la gestión de energía. Ahora el sistema hiberna automáticamente con el 5% de batería disponible.

 

 

Por otro lado Windows 7 elimina por defecto para ordenadores portátiles los ?Wake up Timers?, eventos que sacan al sistema del estado de reposo. El único evento admitido es el que advierte sobre el nivel bajo de batería para que guardemos los datos. Los sistemas de sobremesa, sin embargo, seguirán disponiendo de ?Wake up timers?. Los archivos abiertos o la actividad en la red no impedirán que el ordenador entre en estado de reposo cuando hayamos superado un tiempo de inactividad a menos que se esté ejecutando una tarea a largo plazo, como la reproducción de un archivo multimedia o un DVD.

 

En el terreno de la reproducción multimedia, Microsoft ha integrado muchas mejoras consciente de que se trata de una actividad frecuente y que consume mucha energía. Por ejemplo se ha implementado un sistema de disminución de revoluciones de los discos DVD mediante una caché de vídeo que permite no acceder al disco tan a menudo.

 

También se ha mejorado y ampliado el funcionamiento de la aplicación de diagnóstico de energía PowerCfg para detectar los problemas de eficiencia energética más comunes y diagnosticarlos. La aplicación proporciona un completo informe en el que se detallan los problemas encontrados. Además, los sistemas con Windows 7 realizan (sólo si el sistema está en reposo) una auditoría cada dos semanas del comportamiento energético del equipo y enviarán un informe a Microsoft para mejorar su funcionamiento en el futuro.

 

 

Una de las cosas que Microsoft ha mostrado en esta presentación, es que la optimización de consumo de energía por parte de los fabricantes de portátiles deja mucho que desear. En una gráfica que se mostró en la presentación del WinHEC se puede apreciar la diferencia de consumo de energía entre un sistema recién instalado y otro con la configuración de fábrica. Se hace pues un llamamiento para aprovechar las ventajas del nuevo Windows y aprovechar mejor la enegía.

 

Como se puede ver se trata de medidas concretas, la mayoría de ellas funcionando ya en la versión M3 que circula por la red entregada en el PDC 2008. Una serie de ventajas que harán que la experiencia de Windows 7 en ordenadores portátiles mejore con respecto a Vista.

 

  • Share This